domingo, 21 de junio de 2009

SIEMPRE LA MUERTE, SU POSE BREVE



SALAM LA MUERTE
Orlando Luis Pardo Lazo

Tus patas de hembra en jean, abiertas de par en par a la muerte.
Operación Peter Masacre.
Parto de mierda, pacto a ciegas y criminal.
No te conozco y qué dolor.
Quiero abrazar a los míos.
Cojones, que nadie salga hoy a la calle cubana.
Hay demasiados Hombres de Negro armados, dentro y fuera de la internet.
Y tu mirada sin nadie en quién aferrarse, mientras la sangre escapa libre de tu cabeza.
Parece un truco de película Made in USA.
Holocausto supongo que en el nombre de Dios.
Alá es pequeño.
¿Qué dirán al respecto las escrituras sagradas (desangradas)?
¿Dónde quedan ahora las pancartas en inglés, preguntando infantilmente por un voto que al final sería seguro para más y más democracia demacrada?
Todo era mentira, mi amor, todo.
Empezando por el color de la Revolución.
La esperanza era Verde y se la comió una vacayatola.
Qué empingue tan desconsolador.
¿A quién abrazo ahora mismo en Cuba?
¿A cuál de mis amigos de los dos o los dos mil exilios de nuestra nación?
¿Dónde refugiarnos de ti, mi amor macabro en Youtube?
Qué pena tan paralizante en la garganta, los pómulos y el esternón.
Pero yo lo sabía, coño, yo lo sabía.
Y se lo advertí con tiempo a todo el mundo a mi alrededor: si no se ha publicado nada de Irán en Cuba, es que va a estallar la barbarie.
Twitter será una tumba y Facebook un mojón.
Al carajo la telaraña www.
Todos escuchaban, pero igual elecciones, ¿para qué?
Que la alegría de ser un pueblo se marchen en masa por la frontera.
En toda fuga hay su buena dosis de felicidad.
Que se salve tu vida de muchacha persa imperfecta y que atrás se queden los sabios con su “misericordioso y compasivo” país.
Para el poder absoluto de la ley divina, la derrota comienza no con un millón histérico de gritos sino con cada lúcida deserción personal.
Tendríamos que dejar para mañana los mártires que pudieran inmolarse hoy.
Aún queda un mundo entero allá afuera.
Ahí está el glamour post-persa de Teherángeles: toda esa gente ligera que ya ni vota, pero tampoco se desangra entre desconocidos (una diáspora que prefirió librarse limpiamente de la ira inmunda de Irán).
Todo era falso, mi amor, todo.
Empezando por las revoluciones de un solo color.
Tu sangre sí era de un rojo rabioso y por eso la he masticado digitalmente yo.
Lo siento tanto.
No vale la pena ni pedirte perdón.
Ojalá El Corán no haya sido dictado por un hombre, y tú tengas para siempre una paz de papel en alguna de sus páginas paradisíacas.
Yo ya nunca podré salvarme de ti.
No sé cuántas horas después (en la madrugada coagulada de Lawton, La Habana, Cuba y América), te juro que lo lamento en mi alma atea de habitante de Isla y no del Islam.

2 comentarios:

El Niño Atómico dijo...

Quizás esta sea la manera más clara de mostrar lo que siente el pueblo iraní. Cansados de aparecer al mundo como un país de locos renegados capaz de causar un holocausto nuclear. Cansados de ser catalogados como terroristas árabes. Cansados de ver como las libertades van desapareciendo. Nadie quiere mártires, pero la culpa de su muerte no es de ellos, sino de los que aprietan el gatillo. No la culpes. Hizo lo que tenía que hacer. Janis Joplin estaba equivocada, freedom is just another word for EVERYTHING to lose. Si no, Cuba fuera el país más libre del mundo. Duele cuando uno ha tenido algo y ver como se lo quitan, y ese es el problema más grande que tiene tu generación. No han probado la libertad, no saben lo que no saben. Y dejémosnos de meter a USA en todo, venimos de todas partes y como tales somos como los de todas partes. Lo que nos une es el deseo de libertad y respeto al ser humano. Está muy bien que no quieras aprender a pescar, pero después no vengas a pedir pescado. La vida es una rosa y como tal tiene sus espinas, pero la disfrutas, a diferencia del marabú.

Anónimo dijo...

Una cosa es leer los número y otra ver las imágenes de la muerte.

A mí me dejó paralizado. Quedé con un desasosiego persistente.

Ahora me he enterado que el régimen de los ayatolás está culpando al corresponsal de la BBC de haber realizado el asesinato para incitar al desorden.

Es una mentira tan burda, que es difícil de creer que alguien se atreba a caer en el ridículo de hacerla.

Se han olvidado de que internet a convertido a los países en casas con las paredes de cristal. Ahora todos vemos lo que sucede y no se puede ocultar nada.

Gabriel