miércoles, 29 de julio de 2009

BULLETS OVER HABANYWWOD


UNA BALA PARA BRUGUERA
Orlando Luis Pardo Lazo

De la Bienal de La Habana a la de Venecia, Tania Bruguera sigue siendo, por suerte, una artista incendiaria.

También su público cubano parece serlo (incluso a la cañona).

Desde marzo de 2009, tras el híper-mediático escándalo de “El susurro de Tatlin”, La Habana aún humea los tizones de una Bayamesa simbólica.

Donde performance hubo, polvareda queda.

Ahora, en el verano candente de la post-patria, Tania Bruguera lee sus charlas teóricas mientras se dispara una ruleta rusa de balazos que por un tilín no le vuelan la sien (incluso como teatro).

Ahora, también, en los conciertos de vacaciones habanémicos, el tiro de gracia que nuestro Ministerio de Cultura no le pegó a Tania Bruguera, lo están pagando los participantes de su performance.

Aquel minuto de libertad de expresión bajo paloma promete ser el más largo del mundo: la apoteosis de la censura cubana, la pólvora de un pogrom a cuentagotas, la causa eficiens de un apartheid cultural cuya única virtud consiste en su sinceridad.

Si tú fuiste de los elegidos que se explayaron en aquella tribuna o tribunal abierto (y existe constancia penal colgada por el cuello en YouTube), apriétate ahora el cinturón, porque, como dice un son del son, ya Tania Bruguera “se fue de Cuba”...

Ella anda por ahí, pistola performática en mano, suicidándose por las Bienales del mundo hasta el fin de las artes plásticas.

Pero tú sigues aquí, enclavado.

Clavado.

Y el Ministerio de Cultura de Cuba se reserva con todo derecho, supongo, tu derecho de admisión a los espacios públicos por el resto del año o tal vez del próximo medio milenio.

Moraleja: debiste haberlo pensado mejor antes de creer en la profeta del performance de primavera.

Lo siento (yo no fui al Centro Wifredo Lam en marzo 2009, me salvé por un tilín).

Pero tampoco es para morirse.

Llegado el caso, incluso podrías entretenerte jugando a la ruleta rusa en la luna de Venecia.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.