sábado, 15 de agosto de 2009

KONIEC


SATURDAY NIGHT FOBIA
Orlando Luis Pardo Lazo

Con la ciudad llena de nuevos policías y desierta de viejos amigos.
Con la primera lluvia con olor a otoño todavía fresca en los parterres del barrio.
Con ese silencio de muerte que se instaura en el aire cuando cesan los alaridos histéricos de la telenovela de turno.
Con Cuba clavada dentro y sin embargo más ajena que nunca.
Con la vaga sensación de que vuelve a ser sábado de madrugada y uno es una especie de testarudo testigo que desde hace ya mucho no tiene nada que testimoniar.
Con los cielos cerrados arriba, con los textos cerrados debajo: complot de la clausura cubana.
Con miedos sin ninguna base material que funcionan como la superestructura de la pura paranoia.
Con esperanzas huecas de baja velocidad: arte o acaso desastre de la espera...
Con especulaciones hilarantes de baja verosimilitud: leyendas suburbanas recicladas hasta por internet sólo para ser olvidadas un post después de su publicación.
Con un insomnio sin patria pero todavía con amo.Con un desamor político que suicidamente muchos hemos intentado ignorar.
Con nuestros padres que no perecen ni en la palabra.
Con un conteo progresivo tan pertinaz que parece perverso.
Con pastillas y aerosoles para apoyar la resistencia desleal de nuestro sistema nervioso central y el globo fatuo o al menos flatulento de nuestra respiración.
Conmigo, cansado y para colmo contumaz, pero sin conmiseración.
Koniec.