jueves, 19 de noviembre de 2009

Feria del Libro Habana Febrero 2009




4 comentarios:

JAAD dijo...

Gracias por el video.
Es un placer verte y ver tantas caras de amigos y conocidos.

Será un acto para recordar; eso es lo que necesitamos: golpes tácticos creativos, y no sólo reaccionar a la defensiva.

Un abrazo

Rolando Pulido dijo...

Hey OLPL, gracias por compartir este video.
Seriamente Valiente.
Siempre con ustedes,
RP

Cero Circunloquios blog de Ley y Niurki dijo...

Me parece excelente la presentacion del libro. Gracias por compartir el video con nosotros.

Niurki

Anónimo dijo...

LA FARSA DE YOANI SANCHEZ

En declaraciones a medios de prensa extranjeros, afirmó que la agresión le provocó inflamación en el pómulo y la ceja, además de perder pelos de la cabeza, pero en ningún momento pudo enseñar ninguna evidencia física de ello.

El periódico La República quiso conocer la opinión profesional de los tres médicos que la atendieron, cuando acudió acompañada de sus familiares y apoyándose en una muleta, un día después de los supuestos hechos que ella denuncia, al policlínico universitario 19 de Abril, centro de referencia nacional.

Lizzie Llopis, especialista de Medicina General Integral, fue la facultativa que la atendió en un primer momento, realizándole una exploración exhaustiva en busca de alguna lesión en el cuerpo que nunca llegó a encontrar, pero ante las quejas de dolores que manifestaba la paciente, aconsejó que se le inyectase un calmante para que así tuviese una reacción más rápida y le aliviase el dolor a lo que ella se negó diciendo que sólo tomaría pastillas.

Al no encontrarle nada pero al continuar insistiendo en que tenía fuertes dolores, la doctora Llopis decidió contrastar su opinión con otros médicos que se encontraban de guardia esa noche.

Uno de ellos fue Fermín Abreu, especialista en Medicina General Integral, que se incorporó a las pruebas médicas que se le estaban realizando y tampoco pudo constatar ninguna evidencia o prueba de haber sufrido una agresión física.

El tercer profesional que fue consultado fue Eduardo Morandeira, vicedirector docente del policlínico, que recuerda bien que le llamó la atención “que al ser ella de tez muy blanca si de verdad eran ciertos los dolores que decía tener debía mostrar fuertes hematomas y realmente no tenía nada”.

Preguntados por La República los tres médicos coincidieron en afirmar que Yoani Sánchez en todo momento estuvo conforme con el método de exploración y agradeció la atención y el buen trato que le dispensaron los médicos en su visita al centro.

Una vez escuchado la valoración de los galenos, este caso en cierto modo recuerda mucho al del falso paralítico que en los años ochenta fue liberado por mediación del mandatario francés Francoise Miterrand, en aquella ocasión el entonces presidente cubano Fidel Castro pidió como único requisito para su liberación el que subiera caminando por la escalerilla del avión y como Lázaro se hizo el milagro se levantó y caminó, pero sobre todo uno se plantea la duda sobre cual será la próxima polémica de una bloguera, más conocida por sus incidentes que por sus escritos.