jueves, 12 de noviembre de 2009

ICONOWCUBA





PALOMAS, PELUCAS, MULETAS:
ICONOGRAFÍA ICONOCLASTA DE POST-REVOLUCIÓN
Orlando Luis Pardo Lazo

El 2009 se acaba ya. La primera década del siglo y milenio, también. Rebasadas la épica y la utopía, rebanados el desacato y el desencanto, Cuba entra ahora en la segunda fase o afasia de la Revolución.

El 2009 se acaba sin apenas comenzar. Hemos perdido la noción del tiempo dentro de esta nación. Habitamos en las márgenes amargas de un amago de Historia. No podemos aferrarnos a ningún hito ni rito ni objeto, porque no hay secuencia de acontecimientos. Enumeramos apuntes para apuntalar la memoria, pero nada sucede del todo. No hay símbolos, apenas síntomas. No hay afuera ni adentro tampoco. Cuba es una criba por donde todos fugamos y sin embargo nadie se escapa.

Nada coagula entre nosotros: el Eterno Retorno ha devenido un Efímero Retorcimiento. Puede ser incluso una especie de micro-inmortalidad. Una Cuba cósmica de tanto consumir comics. Sospecho que somos un pueblo con suerte para la poesía política y la caricatura experimental.

Una paloma puta, en celo, desplumada. Del más promiscuo y sucio color: blanco. También del menos puro: es el remix de todos los tintes. Una paloma en el hombro de un militar barbudo con la máxima graduación. Una paloma en la clavícula lampiña de una ciudadana de la mínima casta. Otra paloma picassiana para sustituir al águila que una grúa proletaria tumbó, al ritmo de las anti-aéreas y los ataúdes y los tambores batás en traje de batalla. Una paloma como permiso para emplear la palabra: como pasaporte de la libertad de expresión, como salvoconducto para no perecer en medio de nuestros mil y un discursos sin despedida. Yoani y Fidel. A cincuenta años y cincuenta mil lenguas de distancia. Fidel y Yoani.

Una peluca rubia, no menos puta, señuelo foráneo, oropel despeinado. La peluca como protección contra las videopantallas venéreas que cuelgan de los cielos clínicos de esta ciudad. La peluca como password civil para pervertir los versículos sagrados del despotismo, para aliviar las aleyas sin ley de un Estado Total. La peluca como predelictiva peligrosidad. También como tótem o tabú o, mejor, como un demo en versión beta de la demacrada democracia Made In Cuba que aún venderá mucho pero nunca vendrá. La peluca como imagen e imposibilidad. Como la reencarnación teleológica de una uña unitaria e inútil. La peluca como otra manera de evacuar nuestro vacío vocacional. Prótesis de pelo por si nos contagiamos de cáncer o por si algún verdugo de la verdad nos arranca las greñas. La peluca como talismán para el rejuvenecimiento de una rala Revolución: icono no tanto contra la calvicie como contra el cansancio constitucional. Cabellos prêt-à-porter, lo mismo por los líderes arqueohistóricos que por la más enclenque post-oposición. Ministros alopécicos de pésimo humor patrio y una bloguera casi encuera, escarranchada patas arriba (la Era está abortando su sinrazón; no puede más, se muere de indolencia): Lady Blogdiva cabalgando a la cañona en un carrito carroñero de la Seguridad Estatal.

La muleta como memorándum de la muerte. Como ensañamiento y enfermedad. Por accidente o atraco, por azar público o por secreta resolución: la muleta muta y mata, en tanto báculo envejecido del poder y como slogan estúpido de una adolescencia adormecida. La muleta tiene para colmo prestigio de prensa. El Premier y La Peor de Todas la han legitimado al usarla, al apoyar sus biologías al límite sobre una rama de caguairán o sobre una varilla acaso alquilada de un policlínico popular. Hay algo de pacto mefistofélico en la multitud de muletas que emergen en nuestros mass-media.

El 2009 se acabó ya. Yo fui testigo de ese 31 de diciembre adelantado en un otoño de vil no violencia. Réstenme, por favor (parónimo de arréstenme por fervor). A centímetros de mi nuca en knuck-out se cocinó el pastel de pasas podridas de la próxima década decadente. Yoani y Cuba. Un par de partículas materia versus anti-materia. Cuba y Yoani. Sospecho que ambas energías incuantificables no caben en el mismo modelo momificado del universo. Yoani o Cuba. Me temo que una de estas dos teorías ya va sobrando. Cuba o Yoani. Relativolución versus Revolutividad: revoltijo revulsivo de la fase o afasia segundona que inauguramos ahora.

El 2009 se acaba en un acabose de cabezas y caderas con cabestrillos. Calabaza, calabaza: cada letra para su calabozo. El argot cubano tampoco pare ya mucho más.

Nada es consistente entre nosotros: el Efímero Retorcimiento se diluye en una Fútil Retórica (reto retrógrado). Puede ser incluso una especie de macro-inmaterialidad. Una Cuba ingrávida de tanto aspirar gases ideales. Sospecho que somos un pueblo con suerte para la poesía caricaturesca y la política experimental.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

espero que esa nuca dura que tienes se te cure rapido, que yoani se recupere del todo de este golpe de civilidad que le ha dado la humanista robolucion cubana. un abrazo.
el hacha.

leidisu dijo...

Por qué no vas a un médico? Aunque sea para saber si hay que hacer algo para curar el mal físico? Te repito y te repetiré que tienes que cuidarte, que tienes que conservarte. Un beso, tus posts y tus fotos serán natural y definitivamente más bellos cada día!

Humberto dijo...

Que bueno que el camino se hace ahora desde el arte y con arte, un arma muy dura y honesta al que no se le puede devolver cualquier balazo rápido y salir ganando, que vía mas auténtica para enfrentarse a la vida, para vivirla con la libertad que te da la obra y la mirada honesta que requiere, contra esto cómo van a ganar si ustedes no compiten solo viven.
un abrazo y mucha suerte.

Rolando Pulido dijo...

Bueno me alegra mucho ver que YA estas de vuelta en ti, aunque con un tono mas firme (me gusta).
Olvida lo de APV, solo fue otro embuste made in Miami...pero al principio me dejo loco.
El poster de @ dice mucho, lo dice todo...seria bueno imprimirlo en camisetas (t-shirts)y "regalarlos" por las esquinas de La Habana...¿regalarlos?... SI. Nadie va a decir que no (ropa gratis) y cuando menos lo imaginemos, andaran 24 por segundo caminando en el Vedado...jeje.
Xoty Xoty Xoty...nunca habia visto el tabique nasal de un felino, asi tan pronunciado, definitivamente se parece demasiado a mi Eloisa.
Saludos y siempre firme, tienes un ciber-ejercito contigo SIEMPRE.
Ciao,
RP

Demata dijo...

Hola.
He mencionado en mi blog de su secuestro y apaleamiento de los policías celosos cubanos.
http://minimamoralia.blog.lastampa.it/minima_moralia/2009/11/le-macchie-sulla-divisa.html

Tal vez usted está en la depresión de los golpes. No temas, es normal. Si se es bastante irreductible, y creo que usted es, usted pasará.
E 'es la única manera de desarrollar el coraje, la determinación de un gran patriota.
Por lo general es así: son los tiros de los torturadores
que templan el carácter y las creencias.

Viva la Raza.

Armienne dijo...

Les he dedicado a ustedes varios espacios en mi blog en estos días.
A ti te tengo, sin conocernos, un cariño especial por tus trabajos y tu imagen y te pareces a un primo mío.
Cuidate.