sábado, 21 de noviembre de 2009

NANA DE MADRUGADA



APUNTES AL PIE DE LA HORA
Orlando Luis Pardo Lazo

La Pasión de Cristo, a pesar del Evangelio según Mel Gibson, también pudo ser así. Ser eso. Un carnaval de carneros con cuerda.

Acaso sólo Cristo creyó en Cristo. El resto fue una pésima puesta en escena. Precaria apuesta de apóstoles pacatos. Gritería de fieles sin fe. Ensañamiento de verdugos sin ninguna verdad que vencer o vengar. Más el llanto humillante de los seres queribles. En fin, un guión a guisa de eternidad, que podría rodarse con el mismo éxito así en Jerusalén como en Hollywood como en la calle G de La Habana (G de Gibson, se sobreentiende).

1980 es hoy y siempre.

Mariel es aquí y en todas partes (y puertos).

Los actos de repudio, en tanto autoparodia, han devenido acto de reposición. Repostería post-nacional. Apocalipsis de tramoya que mata, pero ya no crea ningún mito. Sospecho que no mana mucho de las fuentes fundacionales que narraron durante medio siglo o dos milenios el vía crucis de la Revolución en la Tierra.

Y lo más decepcionante no es la pataleta sin otro propósito que propagar el pánico: lo intolerable es la persistente pobreza de nuestra imaginación popular.

Este viernes veinte de noviembre he oído en clips digitales aquellas consignas analógicas con que nos desgañitamos hace tres o doscientas décadas (apenas un pestañazo del universo). Sea en la patria de los padres o en el gólgota con que los hombres renegaron del hijo de dios, nuestras gargantas aguerridas no tiene mucho más agregar a estas arengas con gangrena: pin pon fuera..., la calle es de..., aprieta que a Cuba..., viva la..., dame la letra..., ¿qué dice...? ¡no se oye...!, y un tedioso etcétera.

Nadie se insulte. Nadie se interese. Nadie se inmiscuya. Esta Biblia boba entre cubanos de Cuba tiene bastante de juego de rol. Mortal Combat 19.59 inminente, inmanente, por suerte hoy sólo en su perversa versión beta.

Nadie le dé demasiado crédito tampoco. Acaso sólo Cristo creerá en Cristo. El resto es un teatro de la tranquilidad, cuya etimología se entronca con “trancazo”. Mentiras mascadas. Mascarada del miedo. Mierda militante y amnésica que ahora, a escasas horas de su comparsita vacumbanchera, ha de estar tan rendida de sueño como yo.

Sin distinción de berridos o lucidez, represión o risa, hipocresía o histeria, irresponsabilidad o imbecilismo, crimen o caridad: muy buenas noches a todos por igual y nos vemos en el próximo versículo de este inventario invernal de viernes.

Felices y falaces sueños, proyecto siempre pospuesto de mi putativo país.

7 comentarios:

Rolando Pulido dijo...

¡Tremendo y Fuerte!
Amen

Wesbri dijo...

Muy bien escrito.
Nuestro apoyo solidario desde la comodidad de Miami.

leidisu dijo...

Qué la patria os contempla podrida...perdición de carneros roncos...de entes sin patria ni humanidad.
Un abrazo desde la cobarde lejania.
TQ

Josan Caballero dijo...

LA CITA INTRANSITABLE

Hacer alto a su muerte es imposible,
cuando esa turba se muestra intransitable:
¿País prestado a bullicio tan amable,
merece juventud impredecible?

El miedo no es su karma, ni la audible
hambruna ante principios denostables:
La ira confundida entre los cables
se enreda con la náusea más temible.

Adónde van las huestes carcomidas,
sino a negarse al fin que son hermanos,
descifrando el desmán de ese hortelano,

que come y asegura, en su mordida,
dar al mundo otra prueba del desgano
que ha prendido en su turba de cubanos.


Que ha prendido en su turba de cubanos,
diezmada sólo por la incompetencia
de ideales, que aseguran su impotencia,
ante el muro senil de tantas manos,

empuñadas por seres tan ufanos,
como si semejante disidencia
atentara feroz con su decencia,
pronto en tela de juicio: Mito insano

que el hortelano impide remover,
con una libertad a medio hacer,
aturdida y cegada por su “gloria”,

pero esta cita deshecha, sin memoria,
podría reescribirse cual historia
de un pueblo que está a punto de aprender.


De un pueblo que está a punto de aprender
que la conciencia no es objeto de discordia,
cuando un gobierno asume la concordia
como un juego de bandos, a saber

con ese Arma-Ge-Dos, que al someter,
a unos contra otros ceremonia
conducta tan brutal, que testimonia
hasta cuánta infamia puede haber

en estas situaciones perentorias,
en que son condenados por escorias
aquellos que maldicen el poder

de un hortelano que niega hasta el comer
a sus hijos, cual Cronos furibundo,
lanzado de por muerte al inframundo.

JOSÁN CABALLERO
20 de noviembre del 2009.

Anónimo dijo...

LO DE REINALDO,!!!!!PURO Y DURO ACTO REPUDIO!!!!FINANCIADO Y DIRIGIDO POR EL GOBIERNO CUBANO

ABAJO LA DICTADURA DE LOS CASTROS

VIVA CUBA LIBRE

PAZ , AMOR Y LIBERTAD

Anónimo dijo...

ay dios mio yo no habia visto ese poster de los bloglers cubanos llamado"La Patria os comtempla orgullosa"que belleza!

Anónimo dijo...

Josan cuando empieza tu blog.
un saludo literario.
Muy bonita tu poesia llena de patriotismo ojala pueda mandarla a Oscar Haza para que sea publicada en Miami.