sábado, 12 de diciembre de 2009

ALAMAR REPRESS









OMNI SINA FRANCA
Orlando Luis Pardo Lazo

Por fin el Ministerio de Cultura cubano se quitó la máscara modosita con los performers de Omni-Zona Franca: esa gente linda y loca que, a lo largo y estrecho de los años cero, salvó el alma ajena y álgida de Alamar.

Por fin el viceministro Fernando Rojas gritó sus más sinceras palabrotas a los artistas: como todo teórico de atrezo, ha devenido un político sin humor y un portavoz parapolicial al punto de lo fraticida (los llamó “traidores” por dejarse “manipular” blogueramente por la “contrarrevolución”).

Por fin el Festival de Poesía se hará al margen de la institución oficial: los desalojaron de la Casa de la Cultura de Habana del Este con un mitin mongólico de repudio (acaso desde el caso de la poeta María Elena Cruz Varela, a ese municipio no lo mutilaba una operación militariforme así).

Y las turbas se aburren, eso es un hecho. De década en década, hay que darle pasto al decadente pugilato popular. De lo contrario, esa presión de presidiarios podría explotar en las propias narices del poder. Al combate, corred, habanadelestes...

Supongo que la CIA y la SINA por fin puedan sentirse satisfechas con este performance interdisciplinario Made in MININT & MINCULT. Otra vez en Cuba ha ganado lo atroz. El desparpajo funcionaril. El zapatazo de marca Nike o Nikita, así en la ONU como en la UNEAC. La retórica rota de una invasión yanqui que hasta al propio Obama sorprendería (como lo sorprendió su Premio Nóbel de la Paz). Otra vez Cuba demuestra que todo diálogo se dilapida y lapida. Como intelectual inteligente o de la Inteligencia, Fernando Rojas ha firmado un cheque de descrédito a perpetuidad (su futura misión de Ministro se malogró hoy).

El domingo pasado lo vi en el Pabellón Cuba. Sonreía, él. Yo había tenido un fin de semana fatal y aquella vicesonrisita para nadie me dio aún más tristeza. Nada: son sólo mis subjetividades en tanto insulso socialipsista insular.

De todas formas, hace por lo menos tres Festivales de Alamar que hay cositas prohibidas de presentar en el programa: las revistas digitales Cacharro(s), Consenso, Bifronte, 33 y 1/3, DesLiz, y The Revolution Evening Post, por ejemplo. Pero los chicos chics de Alamar se han resistido a semejante arbitrariedad: y la solución ha sido exiliarse en su garaje mítico fundacional, en los suburbios de La Siberia, allí donde hasta el Granma se lee siempre como el periódico de ayer (la frase pudiera tener cierto valor de uso gnoseológico).

Este año 2009 las presiones empezaron con diplomacia. Las embajadas retiraron su apoyo en la promoción. Mejor así. Demasiados panfletos en papel cromado. Después, desde la jauría de Juanes en la Plaza hasta el Geely que abdujo de la marcha anti-violencia a la blogger de Generación Y, Luis Eligio y Amaury Pacheco, entre otros, tuvieron que soportar la humillación de un interrogatorio sin cargos. Cuestiones casi culinarias de la cultura cubana se convertían, pues, en un casus belli de la seguridad estatal.

Me preocupa la suerte navideña de este piquete no de artistas sino de hermanos cubanos. Un vecino los puede denunciar por la bulla de un festival por cuenta propia a mitad de cuadra (escándalo público ahora ya sin licencia). Les pueden colocar dentro de su espacio un agente provocador (en las ediciones anteriores nunca faltó ese invitado de las sombras): un rodney roñoso o uno de esos quebrantahuesos que recorren y corroen la médula de La Habanada. En la peregrinación al Rincón del día 17, la policía bien podría cebarse con ellos (tampoco sería la primera vez). Un cortocircuito, un accidente automotor, un ron mefítico de metanol, un desplome del falso techo o el falso cielo de su locuaz local, un meteorito de mentiras, un salidero albañal: en fin, el mal...

Y yo no quiero que nada malo les pase a estos tipos y tipas que se saludan con abrazos y besos, nunca con la marcialidad robótica del resto o los restos de nuestra población. Yo no quiero que la debacle de nuestra post-patria contagie a esta gente que reza y ríe con las caries al aire y no con una vice-sonrisita sin destinatario.

Es muy poco lo que el MINCULT les ha dado para ahora arrebatárselo: dinerito del día a día, meriendas subproletarias, combustible para guaguas sucias que igual llegan tarde, etc. Las grabaciones, las camaritas digitales, el apoyo informático, las invitaciones a eventos europeos, todo, todo, todo, y hay que decirlo bien alto antes de que se emplee como evidencia de “mercenarismo”, todo, todo, todo, ha sido producto de la solidaridad desinteresada internacional.

No es culpa de Omni-Zona Franca que el siglo XXI sea el del poscomunismo planetario. No es culpa de Omni-Zona Franca ser un fenómeno público que concita por derecho propio la atención y la tensión de los medios. Si esa mano humanitaria de ayuda el Estado la interpreta como enemiga, será un problema del Estado (tan estático y tan poco estético): nunca de nuestros ciudadanos cubanos a la intemperie.

Coño, porque es mucho lo que este clan de Alamar ha soplado en el espíritu de la Post-Revolución. Le han devuelto las ganas de gozar a media juventud deprimida en la violencia de las drogas y la masturbación (lo que no significa a priori que sean negativas ni las drogas ni la masturbación, pero sí esa inercia inicua que nos quita el ímpetu de vivir). Con sus cuerpos tan plásticos en acción, ellos han maquillado de colores el descascarado o descarado desierto que es la aldea dormitorio de Alamar. Y, paradójicamente, con su levedad apolítica, nos han hecho notar la noción de que no flotamos como zombis en la nata histórica, sino que es posible despertar ahora y aquí, pues somos seres únicos bajo los ojos omniscientes de dios o bajo el astigmatismo de su carencia divina. Pinga, y muchísimo más todavía: ellos nos han retado a restaurar el amor y desterrar el odio entre los cubanos donde quiera que Cuba se los haya tragado o escupido.

Supongo que ese exceso de buena voluntad sea justamente lo imperdonable.

Pueblo de Cuba: ahora que el lugar común “pueblo de Cuba” es paladeado por los repudiadores en plena prensa plana y TV, por favor, prevente primero que todo de ti. ¡Cuídate de Cuba de tu impropia Cuba!

Y ojalá que estos jóvenes neo-decembristas no terminen trucidados por el azar de un zar no tan monárquico como monologante.

Cubansummatum est!

jueves, 10 de diciembre de 2009

38...


OU SONT LES NIEGES D´ANTAN?
Orlando Luis Pardo Lazo

Mis amigos del alma, esos muertos magníficos de la sin patria, me llaman por teléfono para felicitarme.

Se supone sea mi cumpleaños.

10 de diciembre: para colmo, es el Día Internacional de los Derechos Inhumados.

Mis amigos del alma me llaman con el horario de Cuba. Están locos. Están lúcidos. Hace medio siglo (o sigilo) que viven lejos de esta isla infinita y todavía no se ajustan a su propio reloj.

Son jóvenes y sólo les queda la memoria amnésica de su juventud.

Mis amigos del alma están mal. Están prósperos. Son animales anacrónicos que habitan en un tiempo insípido e híper-real: arañas penélopes que destejen cada noche el huso horario de la triste alegría de no despertar más aquí. Conmigo. Con ellos.

Los extraño. Mucho. Muchísimo. Con un dolor que se haría piedra si lo pronuncio. Por eso todas las noches cubanas, que son todas las mañanas mentirosas de Europa, yo pienso compulsivamente en ellos. En ti. Por eso todas las tardes tediosas de nuestra demasiada patria, que son todas las tardes tecnoilógicas de América, yo me alegro tristemente por ellos. Porque no tengan que desvelarse ni una sola madrugada más aquí.

Mis amigos. Del alma. Extrañas palabras para un escritor que quiso fungir o acaso fingir como el enemigo público número uno. Desterrar el sentimiento y cavar hondo en el hielo, frío fósil.

A todos mis amigos más tarde o más temprano terminé amándolos. Muchos hicimos el amor. En cualquier orden de parejas efímeras que iban a ser más eternas que la Revolución. Templamos opíparamente por pura lujuria de libertad, por puro miedo de perdernos de pronto el cuerpo (supongo que ya eso pasó). Por gusto, por regusto, por desgaste. Para hacernos más contemporáneos por dentro. Para tantear nuestras vísceras y algunos límites no tan indecentes como indecibles. Para llorar a la vista de otro ser humano nacido a ras de Cuba también. Para recuperar la dignidad secuestrada de la palabra singar.

Mis amigos del alma. El amor. Vocabulario soez que se atraganta en las cuerdas vocales de un escritor que intentó arrancarse la lengua para raspar la literatura con una astilla de hueso. Amasando más que amando a los hombres y mujeres de una Habaneandertal que se nos esfumó.

Gente preciosa y buena y solitaria que no tuvo espacio para narrarse a sí misma en el torturante tiempo de nuestro país. Y por eso tomaron distancia. Dentro o fuera. Por eso cambiaron de continente. Silencio o suicidio. Por eso cambiaron de lengua. Esperántrax o volapunk. Cambiaron de sexo. Semen o simulación. Sólo les faltó cambiar también de reloj. Y no llamarme más con la hora hastiante de Cuba.

Hoy somos no sé bien qué. Una manada de búfalos camino al vertedero de los triunfadores. Una corporación del capitalismito de atrezo en que nos asfixiaremos mañana. Una comunidad de cadáveres que tuvieron el privilegio de sobrevivir a la Revolución.

Mis amigos de alma.

Lo siento.

No pudimos o no supimos o no quisimos evitarlo a tiempo.

No nos dejaron tiempo, ningún tiempo en el mundo.

miércoles, 9 de diciembre de 2009







JOHNNY WALKER

El discreto encanto de hacer jogging por la 5ta Avenida de La Habana (Avenida de las Américas o acaso de los Almeidas), con un cartel a nombre del más Juan de los Juanes.

La ciudad entera parece infestada de mil y una cámaras policiales, pero también de un millón y un celulares parlanchines.

Todos se van. Todos se ven.

¡Bienvenidos a nuestro Primer Mundo Híper-Mediático cubista!
Juan Juan, te tienen sin cuidado... (ni candado).

martes, 8 de diciembre de 2009

GENERACIÓN YARA


Terror en Línea y L

Responder Responder a todos Reenviar Imprimir Suprimir Mostrar original

De: Adrian Monzon [mailto:elcorreodeadrian@gmail.com]

Enviado el: domingo, 06 de diciembre de 2009 9:19

Para: jbarrios@infomed.sld.cu; delriopinar@yahoo.es; abe24cb@yahoo.es; aida1mechy@hotmail.com; robbell@accs.co.cu; ADA; a.rodriguez@havanaclub.cu; aname@cubarte.cult.cu; adonis_pinta@yahoo.es; adrianomartinez@yahoo.es; agustattoart@yahoo.es; ahmel@centro-onelio.cult.cu; hsaiz@ciego.cult.cu; papiro@baibrama.cult.cu; presidenciahs@hero.cult.cu; mramon@enet.cu; alain.cabrera@fayl.uh.cu; germinal@cubarte.cult.cu; alepaint@yahoo.com; sarrain@telefonica.net; otccuba@ceniai.inf.cu; vampiroenlahabana@yahoo.es; alcinavarro@yahoo.co.uk; asanchez@infomed.sld.cu; cayal3@yahoo.com; enaines@infomed.sld.cu; alef54@cubarte.cult.cu; alex@buan.de; eltipoeste@cubarte.cult.cu; zapata@cubarte.cult.cu; pimienta@cubarte.cult.cu; alnan3d@yahoo.es; amarilisnb@cubarte.cult.cu; alealzal@terra.es; jademanga@yahoo.com; any902000@yahoo.com; anarosa.valdez@fayl.uh.cu; programacion@min.cult.cu; roubthsov@yahoo.es; salcines@enet.cu; monaguilloandres@gmail.com; anett17@yahoo.com; annetpa@gmail.com; filonus@cubarte.cult.cu; filonus@cubarte.cult.cu; holson@ip.etecsa.cu; Aram Vidal; ariamdelgado@yahoo.com; TAtrezzo@aol.com; escenicos@uneac.co.cu; aarango@cubarte.cult.cu; sotto@icaic.inf.cu; aryam_zp@yahoo.es; asarrain@hotmail.com; daltlr@escfg.tur.co.cu; jlrc@infomed.sld.cu; bdominguez@cubarte.cult.cu; barbara walsh; blkbetty@gmail.com; dmcanr@cubarte.cult.cu; blancarosa@cubarte. cult. cu; bdelbert75@yahoo.es; jbrito@unipro.cu; alanimo@cubarte.cult.cu; alanimo@cubarte.cult.cu; belena@infomed.sld.cu; carnel@cubarte.cult.cu; calixtom@infomed.sld.cu; ccarteye@enet.cu; elpublic@cubarte.cult.cu; belena@infomed.sld.cu; carlosfornes@yahoo.es; carlo.infantino@libero.it; carlos.padron@infomed.sld.cu; tell@cubarte.cult.cu; valdivia_carlos@hotmail.com; carmenmir@yahoo.com; guayasamin@cultural.ohch.cu; cas@cubarte.cult.cu; cecilia@sime.cu; alina@censai.cu; pcarpintera2003@yahoo.es; cidcc@cubarte.cult.cu; cph@cubarte.cult.cu; teadan@cubarte.cult.cu; chaliang@fayl.uh.cu; target@servus.at; colibri@club-internet.fr; claudiacalvino@yahoo.com; cnaeprog@cubarte.cult.cu; cnae@min.cult.cu; coconur@gmail.com; cnae@min.cult.cu; cnae@min.cult.cu; cnae@min.cult.cu; cnap@cubarte.cult.cu; postmaster@cubarte.cult.cu; dpatauro@yahoo.es; dariol2005@yahoo.es; danny.lucena@gmail.com; velazquez iglesias; darienkgb@yahoo.es; darsi@sgae.co.cu; darwinestaciomartinez@yahoo.es; David (serigrafia textil); dalfonso@cubarte.cult.cu; neliad88@yahoo.es; dmisrock@yahoo.es; arcodecello@gmail.com; deneb.perez@murraystate.edu; condediddiers@yahoo.es; felymary58@yahoo.es; melusina@icepr.com; domibook@club-internet.fr; dorispaca@hotmail.com; dorispan@ifrance.fr; ligiamarcos@infomed.sld.cu; duchyman@yahoo.com; egarcia_abreu@yahoo.es; edel1982@yahoo.com; leiranls@infomed.sld.cu; alexis.gromas@infomed.sld.cu; moltoeduardo@yahoo.com; babafunke@hotmail.com; bmadruga@giron.sld.cu; elenabrito2002@yahoo.es; elenavmolina@gmail.com; elisa_ferrera@fayl.uh.cu; lacasadeoralia@yahoo.com; santoseloy@hotmail.com; elsitaypichi@hotmail.com; elsitaypichi@hotmail.com; eneide@gdic.ch.gov.cu; ermitish@yahoo.es; pepe29@cubarte.cult.cu; elpapi@cubarte.cult.cu; cultura2000@yahoo.es; idaimy.molina@infomed.sld.cu; havanecer@mentalhelp.net; extramuros@cpllch.cult.cu; tueresfranz@yahoo.es; fsalvarani@unipro.cu; fanclub@carlosvarela.com; felitolahera@cubarte.cult.cu; felitolahera@cubarte.cult.cu; felogv@yahoo.es; mamboskaman@hotmail.com; fernandohg@cubarte.cult.cu; malconrojas@yahoo.es; fpsilbar@icaic.inf.cu; filipo@yahoo.it; lamareateatro@yahoo.com.mx; escoto74@hotmail.com; fginebra@codetel.net.do; ruandig@cubarte.cult.cu; fludwig@cubarte.cult.cu; fludwig@cubarte.cult.cu; george@moviart.com.br; ruandig@cubarte.cult.cu; ilsa.corrales@infomed.sld.cu; gisel_1@hotmail.com; kmila80ster@gmail.com; jesusg@infomet.sld.cu; pogolott@uneac.co.cu; gretell_gs@yahoo.es; enanoluna@hotmail.com; payasin@cubarte.cult.cu; monicagu@cubarte.cult.cu; guibertarte@yahoo.es; guidogali@cubarte.cult.cu; hayde@cubarte.cult.cu; hquintero@cubarte.cult.cu; hectorvila@yahoo.com; herminita@cubaescena.cult.cu; hugoreyes@infomed.sld.cu; humbertoyya@hotmail.com; areliva@cubarte.cult.cu; hmanduley@gmail.com; hmsablon@bluewin.ch; humberto@cubarte.cult.cu; rolens@eictv.org.cu; idaniadelrio@yahoo.es; igorcarvajal@hotmail.com; indira_20@hotmail.com; info@hivos.nl; inna_vs@terra.es; inna@arrakis.es; bellver10@yahoo.es; ireneborges@cubarte.cult.cu; Irene Borges; retazos@cubarte.cult.cu; isabelleonguzman@yahoo.es; isleoguz@hotmail.com; lletez85@cubarte.cult.cu; dmcplaza@cuabarte.cult.cu; itenorio@cubarte.cult.cu; alamar@festival.icaic.cu; lapinchaweb@gmail.com; seda@infomed.sld.cu; jackyglesias@yahoo.com; jrdepaiz@aol.com; lucianperez@gmail.com; gilbertandjanet@juno.com; bjbaj10@yahoo.fr idalma; javiqqtriler@hotmail.com; javierguilarte@gmail.com; cdimtz@atenas.cult.cu; quimx@att.net; DrJ81633@aol.com; fchavez@seg.info.cu; jennylederer@hotmail.com; casanueva@gmail.com; jessica.mathussel@web.de; yesusrh@msn.com; jruiz@cubarte.cult.cu; jruiz@cubarte.cult.cu; jmotero@infomed.sld.cu; punkaltboy@yahoo.com; joe@roda.tdc.cu; elfotea@teleline.es; pepitin72@hotmail.com; joseantonio.roche@etecsa.cu; jpc@eaeht.tur.cu; reinajo2004@yahoo.com.br; joydecuba@yahoo.es; jcremata@icaic.cu; juanroca@havanafama.com; jsolerramon@hotmail.com; cpap@cubarte.cult.cu; salermol@aol.com; jfuentes@cubarte.cult.cu; ccmribas@osite.com.br; virgen57@yahoo.com; katiuska@correosdecuba.cu; kayragomez@yahoo.es; kettyjorge@yahoo.es; kikialvarez@icaic.cu; wiccaluthien@gmail.com; tanearte@prodigy.net.mx; carmen@minvec.cu; pedrosicard@hotmail.com; jibarra@cubarte.cult.cu; ldelauz@cubarte.cult.cu; laseba@hotmail.com; disegno@islagrande.com; lacho_net@yahoo.es; sotoananda@gmail.com; lgreyes@instec.cu; lpadura@cubarte.cult.cu; erneonline@yahoo.es; marax78@yahoo.es; lesterhamlet@icaic.cu; mumiti@hotmail.com; lian@tesca.cu; lianelisvictoria@gmail.com; flordelotoli@yahoo.es; lcollar@gmail.com; felili@andinanet.net; lillebitfadraga@yahoo.com; lionel felixdiaz@yahoo.com; lionel_felixdiaz@yahoo.com; livanantonio06@yahoo.es; lizabelmonica@gmail.com; lizt@cubarte.cult.cu; tbruguera@cubarte.cult.cu; presidencia@icaic.inf.cu; solerlourdes@terra.es; lucamto@fastwebnet.it; luciky@hotmail.com; fdec@min.cult.cu; lcastillo@eictv.org.cu; asl_ballet@yahoo.es; yamilaoramas@infomed.sld.cu; garcigaromay04@yahoo.es; lmorlote@yahoo.es; drv19711@hotmail.com; malitos@cubarte.cult.cu; machador@infomed.sld.cu; ovg@infomed.sld.cu; management@sciollacompany.com; mromalde@hotmail.com; manuela.arte@infomed.sld.cu; marcia@casa.cult.cu; amateo@cubarte.cult.cu; larecuateatro@telefonica.net; babilbao@wanadoo.es; menosveinte@yahoo.es; Marie.augouy@ec.europa.eu; Marie-helene.HERAULT@diplomatie.gouv.fr; marihue@centropablo.co.cu; hippiecu2001@hayoo.es; MRogriguez@msn.com; mhvera@instec.cu; maricuba18@yahoo.it; marlevis79@yahoo.com; ssec@cha.jovenclub.cu; mestelac@cip.fishnavy.inf.cu; info@haikuinmotion.ca; m.vicent@enet.cu; mercedes@grancubaexpress.cu; michelmatos1@yahoo.es; edmival@cubarte.cult.cu; m.diaz@havanaclub.cu; miguelbarnet@cubarte.cult.cu; aiga00@hotmail.com; danzacontcuba@cubarte.cult.cu; misanleon@cubarte.cult.cu; mhurtado10@hotmail.com; miriamdu@cubarte.cult.cu; yamiletabio@cubarte.cult.cu; moltoeduardo@yahoo.com; gugulaunica@hotmail.com; monicagu@cubarte.cult.cu; artistica@turarte.co.cu; mravelo2005@yahoo.com; mytil1977@yahoo.com; programacion@icm.cu; nailepp@gmail.com; cotorra@cubarte.cult.cu; nrperezalonso20@yahoo.es; bitolu@cubarte.cult.cu; companioni@hotmail.com; nedine@yahoo.es; poncecu@yahoo.com; diseno2@casa.cult; vinagrito@cubarte.cult.cu; nlaferte@cubarte.cult.cu; lariovalles@cubarte.cult.cu; noelbonillacu@yahoo.com; nora@cubaliteraria.com; norbertopcarmona@yahoo; noticiario@canalhabana.icrt.cu; silva@oc.minbas.cu; santfeliu@cubarte.cult.cu; olver@cubasi.cu; ocopperi@yahoo.com; mariajosefa@infomed.sld.cu; mama@cubarte.cult.cu; tardebut@yahoo.es; orialita@yahoo.es; orlando.matos@nbc.co.cu; orlando.matos@nbc.co.cu; cristina.lara@infomed.sld.cu; osleymendez@hotmail.com; osmanyTORRESmartin; cepero@inder.co.cu; aquicualquier@cubarte.cult.cu; pabloguevarad@yahoo.com; palomino@cubarte.cult.cu; patri_baroni@yahoo.com; natorp@kaospilot.dk; pedroalfo@hotmail.com; hozglez@yahoo.es; pedrosicard@hotmail.com; pedro@cubacel.net; pepemurrieta@cubarte.cult.cu; goethe-havanna@enet.cu; mirabal@infomed.sld.cu; perezmalo@cubaescena.cult.cu; buendia@cubarte.cult.cu; raulmail@cubarte.cult.cu; delaluna@cubarte.cult.cu; jraul@cubarte.cult.cu; rmontero@cubarte.cult.cu; restherl@infomed.sld.cu; retazos@cubarte.cult.cu; reymena@cubarte.cult.cu; reygon@cubarte.cult.cu; lillianrf@yahoo.es; senderodelpolen@yahoo.es; ricardoantoniob@yahoo.com; Ricardo Fernandez; perezbett@yahoo.es; rosayfelipe@verizon.net; rosayfelipe@verizon.net; jctorres@infomed.sld.cu; rosana@elpais.es; rcrw@cubarte.cult.cu; titeres@atenas.cult.cu; rvalle@min.cult.cu; rudymora@cubarte.cult.cu; melk@correosdecuba.cu; hermanos@cubarte.cult.cu; voxambou@yahoo.ca; sandramosl@yahoo.es; sandraramos@cubarte.cult.cu; svitier@cubarte.cult.cu; cobritin83@yahoo.es; siariel@cubarte.cult.cu; terra@cubarte.cult.cu; silvia di marzio; sinesioverdecia@infomed.sld.cu; carolina@icaic.cu; solu@solu.org; dmcplaza@cubarte.cult.cu; sosabrav@cubarte.cult.cu; stefan.kraus@gestaltuny.uni_weimar.de; sue@enet.com; susana@caracol.cu; sylvia.kulik@gmx.de; industriales@cubarte.cult.cu; tbruguera@cubarte.cult.cu; teatro@casa.cult.cu; teatroenmiami@teatroenmiami.net; teatroenmiami@teatroenmiami.net; tecnoescena@cubarte.cult.cu; yolarapera@yahoo.com; terzian.jerome; meirytoi@cubarte.cult.cu; meirytoi@hotmail.com; tomasp@cubarte.cult.cu; kairo53@yahoo.com; txampa@hotmail.com; txello55@hotmail.es; urraulises@yahoo.es; grave@icaic.inf.cu; victor@vlaff.org; vcasaus@infomed.sld.cu; juncovictor@yahoo.es; juglar@juglar.cu; vittorio@codacompany.com; vivianmt@cubarte.cult.cu; yumila.reyes@yahoo.es; w.avich@gmail.com; xcarvajal@cubaescena.cult.cu; xavier.d-arthuys@diplomatie.gouv.fr; cayal3@yahoo.com; yaima_torres@hotmail.com; yamilito779@hotmail.com; yamina642003@yahoo.es; yamina@cubaescena.cult.cu; yamina@cubaescena.cult.cu; yanaisar@cubarte.cult.cu; yepeto@correodecuba.cu; yanell27@yahoo.es; yanelys27@yahoo.es; yanetbello22@yahoo.es; valdeslourdes@yahoo.com; yanias@gmail.com; yarisley.medina@fayl.uh.cu; adigio@cubarte.cult.cu; yenpatterson@yahoo.co; yeyebaez@yahoo.es; lalili_sol@yahoo.es; vramos@infomed.sld.cu; yomi_b@hotmail.com yomi_b@yahoo.com; yoel0402@yahoo.com; yocarrero@yahoo.es; yoss00@hotmail.com; yoss00@hotmail.com; yossiroci@yahoo.es; bango@infomed.sld.cu; osvdelmar@hotmail.com

De: Edgaro [mailto:marlene.alvarez@infomed.sld.cu]
Enviado el: jueves, 03 de diciembre de 2009 10:05
Para: Ada Casals
Asunto: Terror en Linea y L
Importancia: Alta

¿Cuánto vale la vida de un cubano?

Ante todo amo a mi país, mi cultura, mi idiosincrasia, nuestros orígenes, nuestra historia y he sido y soy parte del proceso revolucionario.

Cuba. El pasado domingo 30 de noviembre, a las 8.25 de la noche cubana, dos importantes artistas de la isla transitaban por la calle Línea rumbo a trabajar. Uno de los artistas, el joven rapero Edgaro, director de “Doble Filo”, conductor hace 3 años, del programa televisivo habitual dominical “Cuerda Viva”. La otra artista, la multigalardonada cantante, actriz y compositora Osdalgia, quien conducía el auto.

De pronto, mientras esperaban el cambio de luces del semáforo de Línea y L, y ante numerosos testigos, fueron terriblemente embestidos desde atrás por un auto negro grande con chapa negra 198009 de la Embajada de Sudáfrica, sita en 5ta y 42 en Miramar. Sorprendidos y mareados las artistas se bajan del auto para encontrarse con cuatro sudafricanos muy ebrios. Comienza una acalorada discusión en inglés cuando los sudafricanos dicen tener que irse al aeropuerto sin la llegada de la policía. Edgaro se adelanta al frente del auto de la embajada para tomar la chapa mientras Osdalgia pide la identificación de los hombres. Es entonces cuando Erick Chist Well Makhubela, C. diplomático 192\2007 de la Embajada sudafricana, sube al volante de su auto y embiste aceleradamente a Edgaro atropellándolo y arrastrándolo por más de 50 metros ante los ojos de una multitud de cubanos ya presentes en el lugar del accidente, y que se agitaron en un grito de terror: ¡asesino!

Por suerte y gracias a la destreza y juventud del rapero, este se subió al capó del auto y pudo arrojarse al pavimento sin grandes daños. El primer secretario sudafricano huyó dejando a sus compañeros en el lugar. Dos carros policías (el numero 115 y el numero 240), que accidentalmente pasaban por el sitio, fueron abordados por la multitud que trataba de explicar el terrible suceso.

Estos policías pidieron los documentos de los artistas y arbitraron con oquedad y despotismo: “Osdalgia cállese y échese para atrás o la monto en la patrulla y la llevo para la unidad, y Edgaro, deje la ira y tranquilícese que usted no puede probar nada”, mientras que a los sudafricanos los trataron con la cortesía y respeto con que siempre debería conducirse un oficial. El gentío, testigo de cada acontecimiento, acusó con vehementes improperios a estos policías de vejar a los artistas cubanos víctimas de la agresión, ante el cinismo extranjero victimario porque… ¿representa o no el uniforme policial al estado cubano y a la historia de Cuba donde cientos de jóvenes dieron la vida para crear una sociedad donde el pueblo importase?

Osdalgia llamó entonces a otras fuerzas policiales que llegaron inmediatamente y que sí tomaron partido justo ante los hechos. Obligaron a los sudafricanos a comunicarse con el fugitivo para que regresara al lugar. Pero una vez llegado este, dijo claramente en español “¡Inmunidad diplomática!”. Osdalgia, Edgaro y el pueblo presente, sintieron como la humillación, la impotencia y la desvalorización de ser cubanos se apoderaban de todos.

Finalmente la policía de los autos 115 y 240 se fueron y no dejaron claro a los sudafricanos el delito grave cometido al atentar contra la vida de los artistas, subrayando el obvio telón de la “Inmunidad”… y que ante tal la vida de un cubano NO VALE NADA.

La policía especializada tomó datos, declaraciones, nombres de testigos. Los sudafricanos no quisieron declarar ni acompañar a la policía especializada a la unidad más cercana y se fueron entre risas y música alta acompañados por otro auto chapa 198008 de la misma embajada.

Edgaro fue llevado al hospital, y luego él y Osdalgia fueron a denunciar el accidente y el atentado de asesinato a la unidad policial sita en 21 y C, Vedado donde no fueron atendidos. Entonces se dirigieron a la unidad policial sita en Zapata y C que los atendió rápida y efectivamente pero, ¡con qué sorpresa y estupor recibirían la noticia de que Edgaro no podía denunciar el atentado de asesinato hasta que las fuerzas policiales especiales investigaran si los hechos eran o no, una realidad! Sin embargo, todo el terrible acontecimiento sucedió frente la cámara de seguridad que se encuentra en la esquina de Línea y L y muchos testigos dieron su nombre a la policía.

Aun, ante las continuas interrogantes del pueblo enterado del suceso, no hay respuestas. Por lo que sigue latente hoy el desconcierto y la incertidumbre de las víctimas y los testigos cubanos:

1. ¿Qué valor tiene la vida de un cubano ante cualquier trabajador de una embajada extranjera?

2. ¿Cómo caminar confiados por las calles, ir a trabajar, o permitir que nuestros hijos jueguen en los parques, si sabemos que cualquiera de estos hombres o mujeres “inmunes” pueden cometer atrocidades ante testigos veraces y tener el derecho de la duda y, hasta quedar sin castigo?

3. Este hombre ostenta la inmunidad diplomática, inmunidad que descansa sobre la confianza de nuestras naciones en él y que lo convierte en celador de nuestras relaciones bilaterales. Sin embargo, con esta brutal acción traiciona a su país, al nuestro y a la honorable misión que lo trae a nuestra tierra.

4. Si es esto posible, ¿dónde depositar entonces nuestra confianza, nuestra tranquilidad ciudadana, nuestra seguridad civil, y hasta el buen rumbo de nuestras relaciones políticas?

5. Si este hombre sigue impune luego de haber atropellado intencionalmente a un joven de 25 años en Línea y L ante decenas de testigos, la saga de eventos como este pudiese ser innumerable y sus consecuencias fatales.

Ciudad de la Habana, Cuba, 3 de diciembre 2009

Año de 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución.

Un testigo.

Firma.

------------


P.D.: A la vuelta de una semana, el lunes 7 de diciembre de 2009, tambiñen en calle L (pero esquina 23), a la entrada del cine Yara (11 PM), cubanos de civil y aspecto de contingente desmañado gritaron con grosería y manotearon y acosaron con “impunidad despoticomática” contra los fotógrafos que se acercaron al empuja-empuja de la cola del público versus el cordón de policías.

No entendieron de credenciales ni de nada (como si hiciera falta permiso para tirar fotos en la esquina más céntrica del país). Por el brillo de los ojos y las muecas, estaban muy berreados. Además, eran legión, haciendo incluso una barrera en la acera del enfrente.

Al parecer, la “inmunidad ciudadana” está bastante inmunodepremida por estos días de festival
.

EN ESTOS TIEMPOS...


TO BLOG OR TO BLOCK:
THAT’S THE QUESTION.CU
Orlando Luis Pardo Lazo

Un fantasma recorre Cuba: el fantasma de la blogosfera.

El sonido blog concentra aquí una enciclopedia de significados, aún cuando muchos ignoran por qué tanto alboroto con un monosílabo sin relación aparente con la rutina de sobrevivir.

Fenómeno en expansión en el planeta pero aún incipiente en la Isla (casi invisible más allá de La Habana), con polémicas y premios de nivel mundial pero silenciado país adentro: la blogosfera Hecha en Cuba es una suma de paradojas y equívocos que anuncian una reactivación civil que modulará la Realpolitik (¿Raúlpolitik?) de la Revolución.

El monopolio estatal de la prensa en papel, que sigue siendo la más popular, no parece interesado en el tetragrámaton maldito del siglo xxi: BLOG. Así, cuando un periodista oficial debe citar a algún blog foráneo (nunca nacional) en su periódico, lo hace con guantes quirúrgicos esterilizados, sin explicar la naturaleza novedosa de la fuente ni su reflejo underground hoy en Cuba.

Sin embargo, los diarios disponen de réplicas digitales consideradas menos ortodoxas que las impresas. Existen cíber-portales para musear los logros del gobierno en todos sus frentes: salud, deportes, informática, educación, turismo, cultura, etc. Y, como contraofensiva de la “Batalla de Ideas”, se autorizó a decenas de periodistas a atrincherar sus blogs en plataformas creadas con ese fin, como Bloggers Cuba y Blogueros y Corresponsales de la Revolución.

Una investigación de Anidelys Rodríguez (Universidad de La Habana), reveló que en esa mayoritaria blogosfera estatal predominan “las ideologías profesionales y los valores noticiosos tradicionales”, reflejándose “un compromiso autoimpuesto de reafirmación identitaria de lo nacional”. O sea, no son tanto bitácoras personales como apéndices del órgano de prensa donde labora su autor.

Del 2007 a la fecha, Blogs sobre Cuba enumera más de 1000 blogs con tema cubano. Muchos ya han sido abandonados; se emplean con frecuencia los seudónimos (incluso desde el exilio), y la política ocupa gran espacio en la mayoría. Esa blogmanía conquista cada vez más el tráfico web en Cuba, donde los blogueros independientes aumentan lenta pero sostenidamente, sorteando una odisea para acceder a esa nueva Ítaca llamada Internet. No se trata sólo de los escandalosos precios de conexión que en un par de horas consumirían el salario promedio, ni de las velocidades paleolíticas de navegación (usualmente menos de 50 Kbps), sino del apartheid ministerial que impide a los nacionales contratar una cuenta www con la empresa telefónica ETECSA, mientras que cualquier residente extranjero sí puede hacerlo tras un trámite burocrático en moneda dura.

Como en un refrán sobre la flotabilidad de la Isla geográfica, la Isla virtual también parece estar “hecha de corcho” más que de bits: así sea mediante trampas o incluso un pago ilegal, la información en Cuba hoy circula con inaudita inmediatez. Algunos apuestan por las sedes diplomáticas que facilitan computadoras on-line, como la de EUA, y son atacados como “disidentes” por los voceros oficiales. Muchos acceden ocasionalmente desde los hoteles para programar todos los posts de la semana o el mes, mientras dure la autorización comercial de permitir a los nacionales conectarse allí. Otros ni siquiera suben ellos mismos sus textos e imágenes, y los envían por e-mail para postearlos de manera automática, o para que algún colaborador les haga ese favor desde el extranjero (es así cómo varios blogs se re-publican en otros idiomas).

Según la Oficina Nacional de Estadísticas (que excluye toda vía informal), de una población de más de once millones, casi millón y medio disfrutaría eventualmente de la web. Este dato omite que, en las conexiones desde centros estudiantiles o laborales, un Código de Ética prohíbe visitar sitios “pornográficos y contrarrevolucionarios”, creando un nexo incriminatorio entre ambos vocablos. Por su parte, las conexiones domésticas autorizadas a funcionarios específicos, están en la práctica domesticadas, al tener bloqueado el acceso a portales como Cubaencuentro y Cubanet y algunos servidores proxy. La situación se torna hilarante con servidores locales como Infomed y Cubarte, que muchas veces sólo permiten navegar por los dominios .cu: a este cinturón de castidad se le llama eufemísticamente Intranet.

Los usuarios de estas redes sesgadas asumen que sus e-mails son monitoreados, e incluso borrados si incluyen términos políticamente incorrectos. La violación de tales normativas implica no sólo la suspensión del servicio, sino consecuencias más serias como las aplicadas al narrador Ángel Santiesteban del blog Los hijos que nadie quiso, por ejemplo, y al profesor universitario Erasmo Calzadilla del portal Havana Times.

En medio de este panóptico para domar un fenómeno tan emancipador como la www, en Cuba radica uno de los blogs más legitimados del mundo: Generación Y de Yoani Sánchez, una filóloga de 34 años que, sin publicar a diario ni hacer gala de herramientas de alta interactividad, constituye el iceberg de una revolución digital.

Como muchos sitios de la Isla, incluidos los oficiales, Sánchez contrata un servidor extranjero para garantizarle seguridad a sus datos. En un gesto solidario que sirve de fermento a la blogosfera cubana alternativa, ella comparte de manera gratuita (sin jerarquías ni condicionamientos temáticos ni sectarismos políticos) su portal Voces Cubanas con cualquier nacional que desee crearse un blog.

Por el estigma que las autoridades han vertido sobre Generación Y (a su logotipo en el blog gubernamental Cambios en Cuba se le ha añadido una svástica y las siglas CIA), no son muchos de los que, incluso manifestando interés, se animan a bloguear todavía. Pero la diversidad ya es notoria en Voces Cubanas: sean blogs de opinión ciudadana (Sin Evasión, Desde Aquí), el dramático Voz tras las Rejas (del periodista Pablo Pacheco, actualmente en prisión), el photomatum urbano Boring Home Utopics (del autor de este artículo), el irreverente Octavo Cerco de Claudia Cadelo, o una réplica del blog de Sánchez (pues el original en el portal Desde Cuba permanece bloqueado dentro del país).

Para lograr visibilidad dentro de Cuba, estas bitácoras son reproducidas en memory-sticks y discos compactos que se distribuyen gratis de manera extraoficial. Como en Cuba no es costumbre leer durante la navegación, esta vía facilita mucho la socialización. Por supuesto, la inmediatez y la retroalimentación se afectan por estas condiciones decimonónicas de lectura, lo que desconecta un tanto a los blogueros cubanos de su audiencia connatural.

Así y todo, alrededor de Yoani Sánchez se ha realizado el Itinerario Blogger 2009 (intercambios teóricos y técnicos sobre la blogosfera y sus repercusiones a nivel global). Muchos blogs se han involucrado en encuestas, e-zines (Cacharro(s), 33 y 1/3, The Revolution Evening Post, Desliz), redes sociales, censos y cíber-demostraciones, siempre con más polémica que unanimidad. Y hasta se ha convocado al Primer Concurso de Blogs Una Isla Virtual, donde 66 bitácoras competirán ante un jurado inclusivo de cubanos dentro y fuera del país.

En esta fase de despegue, aunque la blogosfera Hecha en Cuba se lee en toda su dimensión sólo desde el exterior (en la Isla, la Seguridad del Estado sí sigue milimétricamente cada nueva actualización), por ahora predomina cierto optimismo cándido entre sus protagonistas locales.

Aún no existen leyes específicas para un fenómeno tan emergente, pero los procedimientos de acusar de “idiotas útiles del Imperialismo” y “mercenarios de la propaganda enemiga” a las voces críticas, son un freno a la libertad de expresión (“labor de zapa y prensa neo-colonial”, criticó Fidel Castro en el 2008 a Yoani Sánchez). Los comentarios dejados en los blogs independientes van desde la calumnia económica por el uso de laptops, hasta ofensas que pasan por la violencia sexual. También están las Actas de Advertencia por “peligrosidad predelictiva”, si bien ninguna condena ha sido emitida aún, acaso para evitar un escándalo digital como el que el año pasado impidió el segundo encarcelamiento de Gorki Águila, líder de la banda punk Porno Para Ricardo.

Afamadas figuras políticas de la oposición en Cuba comienzan a interactuar con esta forma espontánea de publicación, al considerar a los blogueros como aliados para sus proyectos de transición democrática (a la vez que son una competencia generacional que ya casi los desplaza del foco de atención mediática).

Las esperanzas del pueblo cubano en los gestos aperturistas de la Era Obama dependen de otros gestos beligerantes de la Era Chávez. En el terreno virtual, las mejorías en las conexiones futuras a la www se debaten entre negociar con empresas norteamericanas o esperar por un cable de fibra óptica que viene desde Venezuela.

Mientras Fidel ha devenido también un bloguero con sus reflexiones en Cubadebate, su hermano Raúl Castro maniobra para reciclar una Nomenklatura que asegure la continuidad monolítica de la Revolución. En tal escenario, la mínima victoria ciudadana que es cada opinión sin censura en un blog, debe leerse con más escepticismo de cara al “blogqueo” interno y con menos euforia ante una presunta “bloguestroika” posnacional.

Más que la noción de Bart Cammaerts de un “espacio de conflicto donde las voces marginadas encuentran una plataforma para el debate y la diseminación de contenido e ideas críticas y contrahegemónicas”, la blogosfera Hecha en Cuba podría ser víctima de lo que Shanti Kalathil bautizó como “Autoritarismo 2.0”. De ahí que el dilema shakespeareano en la Cuba.cu sea interpretado hoy así: To blog or to block...

lunes, 7 de diciembre de 2009

WWWARELA


PROYECTO VARELA 2.0
Orlando Luis Pardo Lazo

Dice el músico Carlos Varela, desde Washington DC, que Yoani Sánchez, desde el municipio Plaza de la Revolución, vende más discos que él. De hecho, él dice que ella vende afuera muchos más discos que el resto o los restos de nuestro país.

Patriotas de humor pétreo o pútreo se han insultado. Por supuesto. A mí, sin embargo, esta declaración del trovador me fascina. Es lo que se llama una salida muy creativa. Un tanteo de cuerda floja y sin red. Y, como todo suceso al borde mismo del success, alberga en un párrafo más lecturas de las que nuestra sorda audiencia post-cubana está en condiciones de hacer.

Les explico.

Imaginen, por ejemplo, que Yoani Sánchez le tome literalmente la palabra al autor de “Guillermo Tell”, y lo rete (el verbo está de moda, lo siento) a grabar juntos un disco.

No uno de esos CDs quemados con los blogs off-line de Voces Cubanas, tan seriotes, sino un disco de música de verdad. Un chancleteo mp3 en clave de Re (o Rev) sostenido menor.

Imaginen, por favor, un estudio con audífonos y consolas y toda esa parafernalia tan chic y tan poco cubana: Yoani Superstar Soundchez Machine. Incluido un corito de bloggers transnacionales tal vez, al estilo de aquellos 46 iconos de “We are the World (Wide Web)”.

No sé.

Supongo que sería una magnífica oportunidad de afianzar nuestra “fe en que las cosas puedan cambiar”, según el propio Varela vaticinó en Washington DC. Una manera expedita de recuperar “la confianza del público”, que lo ha visto despolitizarse patéticamente con el paso del tiempo y el peso (o los pesos) del mercado.

¿Me explico?

Bien, pues.

Desde ya queda abierta, entonces, la lista de músicos para este disco híper-democrático que, confiemos, no cuente únicamente con la intervención inmanente de Porno Para Ricardo.

Es más, se me ocurre ahora que todos los interesados podrían inscribirse aquí mismo para participar de este suceso cooltural de fines del 2009. No es necesario tener ningún status profesional: basta con dejar tus datos en un conciso comentario a este post y, si acaso, con no desafinar demasiado o, en su defecto, con saber permanecer en silencio a la hora de la grabación (incluido nuestro Hombre en Washington DC).

Gracias por la colaboración.