sábado, 24 de julio de 2010

LAGE DE CULTO EN PERÚ

“Era una ciudad interminable. Por lo tanto, una ciudad irreal. Y la
irrealidad cansa". Señala de entrada Jorge Enrique Lage. Metáfora
perfecta para instalarnos frente a una Cuba que habla con el trazo de
uno de sus más potentes narradores. Por eso construye en Evelin esa
representación en la que todo sirve, en la que todo es apto para
elaborar una resistencia crítica donde los traumas personales lo
mantendrán a raya con la tensión estética que codifica la angustia
latinoamericana. Carbono 14: una novela de culto, funciona como un
símbolo de la decadencia y del virtuosismo multimediático que ubica a
Lage como un escritor a quien debemos repasar para comprender la
posibilidad experimental de una lengua que ha perdido, acertadamente,
la noción de su frontera. Acaso el más puntual ejercicio para
constatar la vitalidad del panorama novelístico de América...