jueves, 30 de diciembre de 2010

MIOPEMATOGRAFIA CUBANA

SER MIOPE ES HACER CINE
Orlando Luis Pardo Lazo

Los ojos curvos, las órbitas desorbitadas.
La imagen del mundo se hace amorfa y mucho más desbordante.
Debería rodarse algún filme enteramente así, desde la visión de los
iluminados. Por ejemplo, desde la perspectiva de un niño que padezca
de sobreluz.
Cuando descubrí la luna bien enfocada en la retina me decepcioné. Tan
pequeña, tan redonda, tan rotulada en mis primeros espejuelos. Una
luna de juguete. La luna de los miopes es una explosión que incluso
alumbra más. Un despilfarro.
Los semáforos también son espectaculares sin lentes. Los círculos de
luz casi siempre se sobrelapan.
Ninguna pancarta tendrá poder sobre ti si no las logras enfocar.
Achicas los ojos, los músculos hacen un esfuerzo extra para doblegar
la córnea, pero el error óptico permanece.
Con miopía los objetos están más cercanos de lo que aparentan, con en
los mensajes del vidrio retrovisor.
Hay que acercar las cosas y las caras para reconocerlas.
Con miopía se está más solo, pero también más solidario.
Y el horror no escala tanto por el nervio óptico hasta empañar el cerebro.

2 comentarios:

Puta Armienne dijo...

Peor es la miopía de la inteligencia.

Mickey dijo...

Felicidades por el Año Nuevo Orlando, tu blog recibió el Premio Sunshine Award a los mejores blogs hispanos 2010. Lo puedes recoger aquí: http://nuevaondacuba.blogspot.com/2010/12/gracias-por-el-premio-joaquin.html