domingo, 4 de septiembre de 2011

BAD BYE, VINCENT


QUERIDO MAURICIO:

Orlando Luis Pardo Lazo

Así nos va a pasar a todos con Cuba. No escarmentamos. La cogemos con querer a esta islita inicua e inimaginable, y al final, aunque hagamos piruetas patéticas y pactos impublicables con Dios, el Diablo y la Seguridad del Estado, a todos nos van a botar de Cuba. A patadas. En Cuba no caben ni los cubanos.

Hoy le tocó a Mauricio Vincent. Por fin el país se queda sin El País. Ya era hora. Desde el siglo y milenio pasado el gobierno de La Habana se la ha pasado con un lloriqueo de niñita perdida en el bosque. Ay, que no me toquen a la Revolucioncita de mis ojos querida. Ay, malos capitalistas, que me hacen daño con el pétalo de un reportaje. Ay, que esos píxeles son del peor quintacolumnismo al servicio de la CIA. Ay, que soy una puta con pánico a la Transición (con perdón de las putas, por supuesto). Ay, que el cambio no, por favor, o sólo la puntica, que me duele mucho, de verdad...

Da pena la labor de años (de daños o de baños) del Centro de Prensa Internacional. Han entorpecido y torpedeado la inteligencia de cientos de profesionales del mundo libre. Los han tratado como a escolares (y ellos se han dejado tratar así, con tal de conservar su ristra de euros). Espionaje, chantajitos, sugerencias, regañitos, y un estupidisísimo etcétera.

Así y todo, el Centro de Prensa Internacional ya es obsoleto. La blogosfera libre le saca la lengua a todos esos solapines y licencias que valen miles de miles y no aportan nada en concreto sobre la rala realidad cubana. La primicia de la hora cero no será ya de los corresponsales (corresponsables). Lo siento. Recojan y váyanse a casa. Pueden seguirnos y hasta glosarnos por Twitter. Porque se acerca el tie-break y seguimos todavía aquí. Vivos y deseosos de dar el gran palo periodístico. De ser la voz del futuro que nunca será.

Igual me parece una cuestión moral decir "Gracias" a los que hicieron lo que pudieron bajo la botaza militar y las guayaberas inciviles del Centro de Prensa Internacional. La presencia de la prensa libre ha sido un respiro contra la represión. Un hueco (un huequito, no más). Contribuyeron a tumbar el Telón de Azúcar y así se les hará notificar en un Diploma mañana, para no perder las costumbres burocráticas de 53 años de Fidel y su Revolución.

Por el momento, adiós a Mauricio Vincent. Coincidimos por aquí y por allá. Envidié tu puesto, y por eso mismo no me alegro de que lo hayas perdido por culpa de los carceleros de la prosa que pululan en mi país. En competencia legal, ya veremos si cubro tu plaza.

Qué lástima, después de aguantar tanto... Por horas no pudiste publicar la gran necrológica post-nacional (para estas Navidades o cuidado no se adelante). Me da curiosidad si tenías redactadas ya algunas líneas a priori. Te las compro, vaya (no aprietes, que soy un cubano de a pie, de a blog), siempre y cuando sea un trámite legal. O, mejor, te cambio tus notas por el boceto de la gran necrológica mía, en un trueque póstumo entre caballeros que prometen que no se van a plagiar.

Espero respuesta en el +53-53340187 (te advierto que está siendo monitoreado en tiempo real: si vas a usar un seudónimo, sé bien imaginativo, ponte peluca como ya sabes quién). Y date PRISA, por favor, que el próximo expulsado perfectamente podría ser yo.

OLPL

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre mordaz con el enemigo y con los hipocritas doble cara de los medios que le hacen coro a Castro es lo mejor que podia haber leido en la manana de domingo.

Anónimo dijo...

Tremendo!

Anónimo dijo...

Vale, mis respetos!

Gusano De Bronce dijo...

"...ponte peluca como ya sabes quién..." que bueno está eso.

Es cierto OLPL, ¿para que hacen falta esta gente allá? si la realidad que viven,solo la reportan ustedes mismos.

Mucho ánimo, que solo ustedes pueden cambiar las cosas y lo están haciendo muy bien hasta ahora.

Que no pare, que no pa pa pare.

Anónimo dijo...

Muy bueno su articulo y su ironía. Este Sr. ha vivido en La Habana escribiendo con mantequilla para suavizar sus textos y no herir sensibilidades. Tanto él como el El País, el periódico izquierdita español que más me gusta leer (lo leo con pinzas) que les den por culo como dicen en España! Han servido a propagar en la intelectualidad europea la estética de la miseria cubana. Me pregunto si. Vicent después de sacar a su familia cubana de la isla hará lo mismo que Botín, escribir con una prosa majestuosa lo que no hizo durante sus años en Cuba. Y, le recomiendo que si está triste por la pérdida de su trabajo, que le pida ayuda a Jean-Guy Allard, el quebequés-canadiense que después de jubilarse en su Montreal se fue a Cuba a trabajar para Granma, escribiendo tontadas para salvar al socialismo del s. XXI y quien ha sacado un libro en la que fuera la editorial de un ex miembro FLQ ( Frente de Liberación de Quebec) refugiado en La Habana, el Sr. Lanctoc donde el Sr. Allard se enfrenta a Reporteros sin fronteras y a su presidente Menard por preocuparse demasiado por la libertad de prensa en Cuba. Partida de hipócritas…