viernes, 21 de octubre de 2011

PRONTUARIO


Un mechón de pelo con piel, arrancado al cadáver inflado renalmente de una heroína (después, la muestra será secuestrada quién sabe si por la propia familia y ya nunca podrá sacarse del país para su análisis forense).

Manchones de colores opacos que van tachando los grafitis y fachadas del antiguo reparto de lujo El Vedado (a la policía política le interesa conversar y convertir para su causa incluso a los grafiteros de ortografía trash).

El deporte panamericano y mundial en todos los televisores de la ciudad (como una telenovela de pésimos narradores en off, que pretenden con una medallita más o menos, salvar a esta hora a esta necia nación).

Gadafi mussolinizado, excepto en la prensa presa nacional (las turbas están en las calles, contra dictadores árabes o contra demócratas latinoamericanos, lo importante es ponerle a cualquier cosa un irreverente punto final).

Secuestricos parapoliciales y panfleticos peripatéticos como resistencia: se ha rebasado el punto de no retorno, pues la resistencia estaba hecha trizas y sólo ahora nos dimos cuenta cabal (hasta aquí han llegado).

La amenaza artera del año 2012 (fin de toda una Era para nuestro planeta; sobrevivencia en el éter eterno de la más microscópica y pertinaz Revolución).

Hombres buenos enclaustrados a la cañona dentro de sus casas por otros hombres buenos con una orden pésima de arriba: tranquilidad viene de tranca (se trancó el dominó y los cubanos estamos repletos de doble-nueves y de comando civiles de novenos dan).

El exilio exasperado: perdieron todo con gusto a cambio de respirar en libertad individual (pero parece que no bastaba, que no bastaba, que no bastaba).

Quien se meta en economía, sabe que tarde o temprano irá preso por cohecho o corrupción: la economía es eso, traficar a tiempo, pero el Estado prefiere esperar pacientemente su oportunidad de venganza (la élite en el poder no quiere arriesgarse ni a un capitalismito ni de juguete).

La invasión norteamericana pospuesta de presidente en presidente (a todos, sin embargo, puntualmente se les imputó).

Más el bonus-track de una intelectualidad insignificante, prenatal, incapaz siquiera de intentar un lenguaje articulado en voz alta como síntoma clínico de la comunicación.

Cabeceo frente a mi computadora y yo también me callo.

No me despierten mientras dure el siglo XXI. Adiós.

6 comentarios:

Puti Armienne dijo...

Ay, Orlandito, los cubanos hemos perdido a la patria y, salvo unos pocos, nadie hace algo para recuperarla.

MERCEDES PERDIGON dijo...

ESTIMADO ORLANDO.. POR DURO QUE SEA,, DEBEMOS SEGUIR,,,, ALGO SABES QUE MUCHOS NO.... ADELANTE , ALGO TENDRA QUE PASAR,,, FE, AMIGO.....

alinabrouwer dijo...

Me gustaria poder meterte un discursito de aliento, un tequecito patriotero, pero yo tambien siento exactamente lo mismo que tu. Hasta aqui hemos llegado. De aqui en adelante la inercia nos ha de impulsa, si acaso.
Muchas veces me he dicho lo mismo, que mierda somos, que mierda nuestra puesta en escena, que mediocres nuestros actores principales, los llamados politicos, todos, de todos los bandos, que son muchos.
Muchas veces me he dicho, que venga "un rabo de nube" y arrastre todo.
Muchas veces me he dicho que el adversario mas formidable que tenemos los cubanos, somos nosotros mismos, en nuestra mediocridad y nuestra presuntuosidad. Laura Pollan muriendose en un hospital y un selecto grupo de opositores escribiendo otro documento mas sobre la importancia de la "unidad". Unidad en que, de que, me pregunto, en la solidaridad, en darnos todos un dia de paz, un dia de silencio mediatico, un dia en el que los que se creen los elegidos paren de hablar tanta mierda y se hagan un reality check.
Te dije, en defensa de gente a la que quiero y respeto, que alguna de esa gente valiosa esta cansada, estan agotados de algo que no para, un carrusel que no toma un dia de descanso.
Nada, solo me queda decirte en mi defensa, en la defensa de mi familia, lo mismo que te ha dicho Mercedes Perdigon.
Cuidate, que de los buenos quedamos pocos. Que el cinismo no se apodere de ti, no dejes que tu corazon se te convierta en un callo. Si es asi, te han ganado la pelea, te has dejado ganar la pelea. De todas maneras te voy a decir, lo que una vez le dije a Lichi Diego, tus consumidores no han nacido todavia.
Cuidate, cuidense.
A.B.

Puti Armienne dijo...

Un cliente mío fue un opositor muy activo en Cuba. Arrestado, golpeado, cumplió condena.
No pensaba irse de Cuba hasta que un día se dijo: "Ese pueblo no vale el sacrificio."
Hoy vive en España.

Rolando Pulido dijo...

¿Ese pueblo no vale el sacrificio?
Orlando Luis, vale el sacrificio.
Yoani Sanchez, vale el sacrificio.
Claudia Cadelo, vale el sacrificio.
Guillermo Fariñas, vale el sacrificio.
Oswaldo Paya, vale el sacrificio.
El Sexto, vale el sacrificio.
Sara Marta Fonseca, vale el sacrificio.
Virgen Dania García, vale el sacrificio.
Jorge Luis García (Antunez), vale el sacrificio.
Yris Perez Aguilera, vale el sacrificio.
Hector Maseda, vale el sacrificio.
Berta Soler, vale el sacrificio.
Damaris Moya Portieles, vale el sacrificio.
Reinaldo Escobar, vale el sacrificio.
Miriam Celaya, vale el sacrificio.
Oscar Elias Biscet, vale el sacrificio.
Nosotros, en el exilio, también valemos el sacrificio.
Alina Brower, vale el sacrificio.
Armienne, vale el sacrificio.
Berta Antunez, vale el sacrificio.
Reina Luisa Tamayo, vale el sacrificio.
La lista por los que SI valen el sacrificio, es enorme.
En ellos me concentro y en mi, en mi derecho de liberar a mi país, mi patria, mi tierra, mi pedacito del planeta. Mirar alrededor puede desalentarme, por eso miro hacia adelante...fijo en la meta.
Perdamos cuidado, no estamos solos y por nosotros, si vale la pena todo sacrificio.

Anónimo dijo...

El patrioterismo nos consume antes de salir del vientre. Palabras altisonantes que suenan mas falsas que las medallitas milagrosas que venden por internet. Con esos discursos nos compraron el futuro hace ya mas de cincuenta anhos..., entonces como pretender recuperarlo de la misma manera?
Me identifico mucho mas con el "cinismo grotesco" de ORPL que no siente miedo en decir su vision politicamente incorrecta de la sociedad cubana que con la verborrea interminable de otros bien intencionados. Es posible que solo sintiendo el hedor de los escrementos y viendo las formas torcidas de la doble moral algun dia la mayoria de los cubanos se muevan a cambiar lo que se debe cambiar.