viernes, 14 de enero de 2011

VOLTAJE DE VOCES 5...!

www.vocescuba.com

PRONTO SE SUELTA VOCES V, SIN BOSS Y SIN BOZAL...!!!

Como aquel robot locote de nuestra infancia japosocialista, VOCES V se
ensambla y se desbarata cada mes con los ciclos lunáticos. Para fines
de enero ya pare otra vez katana y wwwomita a la vvvvvv el episodio 5.

Si no te sumas ahora a este trencito de pilas recargables, te quedas
en el andén (ni eso, porque en la vuelta siguiente te recogemos,
seguro, para que nadie se quede botado de VOCES). Ya verás!

APUNTEN EN CUBA AQUÍ...


LA BOLITA COMO CRITERIO DE LA VERDAD

Orlando Luis Pardo Lazo



La bolita ayer en Cuba: 19 fijo, 19 y 86 corridos.

Debo jugar más.

Debo ponerle dinero a la bolita.

Mi padre vivió sus últimos diez años de eso. Tenía suerte. Jugaba poquito, pero a muchos números. Apuntaba con varios apuntadores de Lawton. Puede que terminara jugando cerca de cincuenta números al día. "Así cualquiera gana", lo molestaba yo. Era su entretenimiento terminal. Y eso yo lo respetaba. "Juega, papá, coño, juega más", le decía: "Juega un día los cien números pa´l carajo, que quiero verle la cara al apuntador..."

Papá. La bolita. El aburrimiento de Lawton. El bodrio de los años noventa en Revolución.

Eso mismo debo hacer ahora yo, cuando la tristeza lo copa todo y parece que no hay salida y que todo todo todo ha sido por gusto porque la gente, mientras más linda y buena, menos se puede entender. Es un maleficio entre cubanos. Los peores hacen mafias y escalan. Los mejores se quedan solos y encallan.

Yo hoy me siento así. Lo único que se me ocurre es jugar. Por lo menos eso está prohibido y violar las leyes siempre es algo vital.

Así que díganme un número, por favor.

Díganme dos.

Tal vez pueda apostarle fuerte a un parlé.

jueves, 13 de enero de 2011

Manden más que estamos ganando los de la Isla...

abiculiberal.blogspot.com/2011/01/entre-la-gala-de-premia...

AVID.CU: ESTO ES LO QUE TRAJO EL BAR.CU,
ESTAMOS MUY JODIDOS O MUY G2DIDOS...?

...más aún al lado de las imágenes de alta definición que nos llegan
desde los fastos de gala de premiación en la sede diplomática del
excelentísimo –y tal vez ingenuísimo-- embajador de los Países Bajos.
En todo caso, es muy distinta del regodeo morboso del paparazzo
oficial de la Academia Blogger. Por cierto, el último autorretrato del
abstruso Orlando Luis Pardo Lazo raya en el desparpajo egotista. Por
su parte, Yoani & Reinaldo no le iban muy a la zaga en el acto de
premiación, mientras que el Beato de la Chirusa reestrenaba su mejor
jeta de mártir leproso. Aunque su popularidad vaya cuesta abajo en su
rodada parenteral, perros sarnosos que le laman los queloides aún le
sobran a tutiplén a “ambas orillas” del anticastrismo light. Menos mal
que, excepcionalmente, no se exhibió con el torso desnudo, como de
costumbre. Y la muleta es un poema. En cuanto a la esplendidez del
embajador holandés, ¿qué otra cosa cabía esperar de un diplomático de
carrera? Otro tanto puede decirse de la invertebrada Unión Europea y
sus sanciones cocteleras "no vinculantes"...

miércoles, 12 de enero de 2011

COOOOOOPERE CON EL AUTISTA FAHMÉLICO CUBANO

Por favor, si quieres embarrarte de la ex-critura "Esquirlas" del
foragido cubano Ahmel Echevarría Peré (tiene nombre de deportista pero
es un escriba de excepción), puedes comprar su libro online en:
www.createspace.com/3504325

CV (parece una biografía para entrar en el PCC):
Ahmel Echevarría Peré (La Habana, 1974). Ingeniero Mecánico por el
Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría. Es autor del
libro de cuentos Inventario (Premio David 2004, Ediciones UNION,
2007), y de la novela Esquirlas (Premio Pinos Nuevos 2005, Editorial
Letras Cubanas, 2006). Sus cuentos aparecen publicados en las
antologías Historia soñadas y otros minicuentos (Ediciones Luminaria,
Sancti Spíritus, 2003), Los que cuentan -Una antología- (Editorial
Cajachina, 2007), La ínsula fabulante -El cuento cubano en la
Revolución- (1959-2008) (Editorial Letras Cubanas, 2008) y La fiamma
in bocca -Giovanni narratori cubani- (Editorial Voland, 2009).
Fue miembro del staff del e-zine de escritura irregular THE REVOLUTION
EVENING POST, hasta que Jorge Enrique Lage y OLPL lo expulsaron por
envidia de su suerte con las muchachas lánguidas de Centro- y Alta-
Habana...

ESQUIRLAS ONLINE
Publication Date: nov 25 2010
ISBN/EAN13: 1456361252 / 9781456361259
Page Count: 100
Binding Type: US Trade Paper
Trim Size: 5" x 8"
Language: Spanish; Castilian
Color: Black and White
Related Categories: Fiction / Literary

ENTREVISTAHMELES


ENTREVISTAHMELES, originally uploaded by orlandoluispardolazo.

EL NARRADOR O NADADOR CUBANO AHMEL ECHEVARRIA ENTREVISTA A LOS CHICOS
BUENOS DE LA LITERATURA CUBANA...

www.ahs.cu/secciones-principales/dialogos/contenido/bumer...

www.ahs.cu/secciones-principales/dialogos/contenido/nacid...

www.ahs.cu/secciones-principales/dialogos/contenido/el_ho...

CUBANACAN´T



EL FORO CUBANO

Orlando Luis Pardo Lazo

En Cubanacán, a la salida oeste de Ciudad de La Habana, no muy lejos de donde la imaginación comercial de los años cincuenta parió un hipódromo y hasta un autocine, están todavía los restos del que fuera el foro fílmico más importante de Latinoamérica.

Un estudio-hangar de primera categoría, ex-insonorizado, con ex-iluminación de lujo y un ex-clima de Primer Mundo (antes que existiera el concepto de Primer Mundo).

El "Foro", se le llama hoy no sin nostalgia, por custodios orgullosos aunque desconozcan qué encierra allá adentro ese cubo cinematográfico en ruinas. Ah, el Foro, el Foro, repito yo después de haber laborado en su vientre de hernias abiertas a la luna y al sol y a los ciclones cubanos. Un forro cinemomiatográfico...

Huele. Humedad sacra. Medioevo mediático. Olor a tramoya de lana de vidrio y también al agua podrida que le optimiza la acústica gracias a una piscina bajo el piso: manto freático fósil del capitalismito insular, reliquia homeopática de La República que La Revolución no alcanzó a desecar.

Huele a star-system que nunca llegó a Hollywood, supernovas de barrio trocadas enseguida en vedettes del exilio o milicianas del ICRT. Huele a Big Bang. Porque algo hizo crac dentro del Foro, algo rajó el espacio-tiempo de esta burbuja de ficción en vivo o en diferido.

La realidad arrasó su magia falsa, estética populista de élite, telenovelones de domingos con dios.

A este Foro nuestra querida Cuba, compañeros, para qué posponer la palabrota, inmisericordemente lo descojonó.

He estado allí, no se hagan los locos conmigo. No sé ya ni de qué hablo, pero sí he estado allí, entre sus clásicas seis paredes de ataúd actancial (excepto el techo, que es ahora un mirador estilo Hubble ante la magnificencia del espacio estelar).

He disparado mi cámara Canon entre grafitis de videoclips en dólares y mierda amorosa de murciélagos, que son sus ultrasónicos defensores contra el desierto presupuestario del funcionarato del ICAIC.

De noche, he oído como el llanto hueco de una muchacha. Como sus quejidos vacíos que le suben del pecho a la garganta. Pucheros de niña muerta en plena abundancia post-pretérita.

Una vez le pregunté a una asistente de Audio, un raro ángel que equilibraba al micrófono boom y a una arcaica consola analógica. "Allí", le dije, "apunta allí, por favor, y graba".

Y ella me obedeció en un temblor, dudando de mi cordura, y subió al máximo la impedancia o como se llame la sensibilidad (ella toda era pura técnica de cristal), y se quedó minutos enteros con los ojos velados bajo un par de audífonos más grandes que su cabeza (un osito panda que muy pronto se me extinguió).

"Nada", me dijo casi llorando ella a falta de mi fantasma, "serán grillos", "serán los carros que cruzan por 222", "ruidos parásitos, Landy", "ha sido sólo el viento y nada más". Poe.mp3...

De día, he visto la lluvia llover dentro, en picada preciosa, maravilla en contraluz gracias a las luminarias HMI acaso de los años cincuenta también. Nuestro arte audiovisual está condenado a ser retro (además de retrovolucionario, por supuesto).

Y a veces hay que detener el rodaje porque la alberca enterrada emite unas insólitas olas bajo el cemento del suelo, cementerio bajo nuestros pies sobre el que Tomás Piard, por ejemplo, rueda los desnudos de sus tragedias siempre alegóricas a los dos mil o años cero del socialismito insular, insulado en aquel Foro al margen incluso de la censura Made In MINCULT.

No quiero volver allí. No volveré, excepto fugado de la justicia cubana Made In MININT. Y eso sólo para encontrar allá adentro la muerte en un tiroteo, balas de atrezo que me partan el alma con más tristeza fiscal, mientras yo le hago magistralmente el amor a mi amor, que tendrá que ser aquella muchacha con audífonos para que no distraigan sus orgasmos las sirenas de las patrullas, ni los altavoces de coroneles anónimos de la contrainteligencia estatal (el Estado nunca es inteligente), ni tampoco mis gritos de animal cazado a muerte, alaridos de frustración de androide blade-runner que se desangra y vuelve a ser un niño noble antes de consumir las baterías de su ciclo vital.

Como en un road-movie malo, los únicos que valen la pena.

Como en una pesadilla llena de lugares comunes en el guión, los únicos que no parecen recitados por los actores.

Como Cuba, cojones, decúbito supino encajonada en un foro donde nunca hubo talento suficiente para filmar la felicidad.

En Cubanacán, a la salida oeste de Ciudad de La Habana, no muy lejos de donde la imaginación agónica de estos años diez no parirá ni abortará absolutamente nada después del deseo y el deceso de mi delirio.