domingo, 25 de marzo de 2012

DESPERTAR


DESPERTAR, originally uploaded by orlandoluispardolazo.

DECLARACIÓN DE COOPERATIVA PRODUCCIÓNES

A quien pueda interesar:

El motivo de esta carta es un hecho que sucedió el pasado 6 de marzo
del 2012, Año del 53 Aniversario de la Revolución; un hecho que desde
nuestra percepción de noveles ...y no tan noveles realizadores, es un
hecho insólito. A las 14:00 horas nos entrevistamos con el director
del Centro de Información del Instituto Cubano de Artes e Industrias
Cinematográficas (ICAIC), compañero Roberto Smith, el cual nos
comunicó que el documental “Despertar”, de los directores Anthony
Bubaire Pérez y Ricardo Figueredo Oliva, se “apartaba de la política
cultural” de la ya mencionada institución; por lo tanto, se había
decidido “que no se exhibiera “Despertar” en la Muestra Joven”.

Ante esta noticia nos remitimos rápidamente al razonamiento lógico,
¿Por qué nuestra película no puede exhibirse, después de aceptada en
La Muestra Joven? ¿Cuán alejada está de lo artístico o de la política
cultural cubana? ¿Cuál es la política cultural cubana? Como segundo
paso nos citamos con Fernando Pérez, excepcional director en el cine
cubano y Presidente de La Muestra Joven; en la conversación con
Fernando, nos comunica que había decidido renunciar a su cargo de
Presidente, manteniendo su apoyo, pero tomando esa lamentable
decisión.
Fernando Pérez junto a su equipo de trabajo, en las reuniones de
selección, aprobaron “Despertar”; pero esto no valió para unos
funcionarios X de cultura; quienes le comunicaron a Fernando que
“Despertar” estaba fuera de competencia; obviamente, esta información
no fue compartida por el compañero Roberto Smith.

Lo que sí nos informó el compañero Roberto es que, después de ser
escogida la película para la competición, se hizo “una revisión” por
la dirección del ICAIC, donde determinaron, “entre otras cosas”, que
por “una cuestión de realización” ésta no podía ser presentada.

Todo esto, nos cuestionamos, ¿Existe todavía? Si esta estratagema
forma parte de la política cultural del país, consideramos entonces
que estamos involucionando emocionalmente o balanceándonos en el
subdesarrollo. Si vamos en vías de desarrollo social, si los proyectos
económicos están madurando, y en comparación con la situación mundial
estamos en un “período de proliferación”, esas mentalidades y
proyecciones son inversamente proporcionales a la política hasta
entonces expuesta. ¿Cambiamos realmente? ¿Rectificamos los errores?
¿Sucesos de este tipo son errores o soluciones? ¿En décadas
anteriores, nos equivocamos, o “nos equivocamos”?

Desde nuestra posición resulta más pequeño el aro, lo que nos traslada
a pensar que nuestro “caso” no ha sido el único en los últimos años,
por lo tanto es de esperar que estemos muy afectado. Debemos ejercer
una fuerte crítica contra sucesos como éste. Si continúan las
instituciones o los funcionarios de éstas instituciones manifestándose
de esta manera, el arte cubano, el que se manifiesta en las calles, el
que surge de la realidad, irá a pique uno de estos días; ¿O será que
el arte cubano es elitista? ¿O será que “el arte del pueblo” es
elitista? ¿Cuál es el “arte del pueblo”? A diario observo las
diferentes manifestaciones de arte cubano expuestas en los medios de
difusión masiva y la mayoría no nos representan, no muestran la
realidad real, ¿Es eso válido? ¿Qué representa entonces? ¿A quién o a
quiénes representa? ¿Es ésa la imagen? Acontecen festivales de
cultura, cine, teatro, música; pero ¿Qué “artistas” consiguen llegar
ahí?

¿Si los procesos de selección y “revisión” son semejantes al de mi
obra, ¿Qué se exhibe, arte o propaganda?

Es peculiar como el arte “dentro de la Revolución” ha experimentado
varios procesos interesantes; las reuniones en la Biblioteca Nacional
o Palabras a los Intelectuales; el Primer Congreso de Educación y
Cultura; el Caso Padilla; el Quinquenio Gris o Pavonato; y muchos
otros; en la mayoría o en cada uno de éstos se cometieron grandes
errores, errores irreparables para el arte y la cultura en general,
errores que quizás afectaron el actuar de muchos artistas, errores de
los cuales hoy no se aborda una palabra pues se hallan superados,
errores que hoy son expuestos como mecanismos de disposición;
observamos, si estos procesos son los tomados de ejemplos guía para
encaminar el arte cubano de hoy, quisiéramos subrayar entonces, que
estaríamos marchando en dirección contraria al progreso, y cada día se
fortalecerán más los ejecutores que no dudan en censurar , no en
función de una cultura soberana, sino en función de crecer como poder
inquisidor; convirtiendo así, para los años posteriores, a la cultura
cubana, en un estado sitiado por la prepotencia irracional, insensata
e irrazonable. Para limitar ese desagradable futuro inmediato desearía
que el ICAIC nos ofreciera una explicación por el hecho antes expuesto
o quizás una disculpa, una revaloración; naturalmente no querríamos
justificaciones obsoletas; existen muchas personas afectadas con esto
y hay mucho sacrificio en cada imagen; por lo tanto, hago un llamado
al buen juicio de algunas personas, de las cuales aún tenemos
esperanzas.

Muchas Gracias.

Atentamente

Cooperativa Producciones

2 comentarios:

Faisel Iglesias dijo...

http://www.revistaguaimaro.blogspot.com/2012/03/certamen-literario-nuevo-pensamiento_24.html

Puta Armienne dijo...

La existencia del castrismo se ha basado en la represión de toda idea independiente y su continuidad depende del mismo factor.
Por ello nada de apertura ni el más mínimo asomo de libertad.