sábado, 12 de mayo de 2012

REPUDIO DE LAS MADRES

La cuadra de Laura Pollán vuelve a estar tomada bajo la sombra inmunda
de la bandera cubana, para repudiar o carnavalear, que ya es lo mismo
en Cuba.

Abajo los capitalismos…!!! Viva el Socialismo de Observatorio Crítico…!!!

vocescubanas.com/boringhomeutopics/?p=7583

viernes, 11 de mayo de 2012

NO MORE MIAUS


NO MORE MIAUS, originally uploaded by orlandoluispardolazo.

orlandoluispardolazo.blogspot.com/2012/05/miau-no-more.html

MIAU NO MORE




¿Cómo muere un gato?

Entre estertores, con rigidez, boqueando por aire, mirando a los ojos, incrédulo de nuestra incapacidad de ayudarlo a vivir su tiempo en este mundo de los mortales, azorados por nuestra estúpida traición a una vida mucho más bella y verdadera y buena que la nuestra.

Mueren adultos, aunque tengan sólo semanas.

Sin una quejita humana. Con ese decoro de los dioses caídos.

Sufriendo, y eso es lo peor. Es obvio que mueren sufriendo. De algún modo, nosotros, sus mediocres dueños, los ponemos en manos del pésimo sistema veterinario cubano. Que consta de excelentes veterinarios cubanos. Y que salva a mil mascotas, pero siempre falla en uno. En el imprescindible, en el eslabón más felino de la cadena. Recetando por intuición estadística o maniobrando muy mal vísceras adentro.

Total.

¿Cuánto le cuesta al Estado la muerte de un gato?

Gato. Basura con ojos.

En una época no tan remota yo creía en la generación espontánea (soy bioquímico y en 5 años de carrera universitaria ningún experimento leído me persuadió de lo contrario). Yo creía en que los tanques de basura, por ejemplo, esos potes plásticos importados de Andalucía creo, o de País Vasco, engendraban cada uno sus propios gatos. Sus larvas licantrópicas que se relamen y hace miau miau...

Yo les llamaba "basura con ojos". Se los decía de cariño, acariciándolos, recogiéndolos, trayendo sus bacterias y lombrices procazmente a casa, convirtiendo la cama en un zoo irrespirable, porque los mininos compartían conmigo ese destino indecible de lo que el pueblo cubano desecha ("basura con mente", sería yo). Y nunca los botan en un espacio salvaje donde puedan competir por comida y fundar a la postre sus camadas. No. El vecindario de la Isla los bota religiosamente allí, en la basura de plástico post-terrorista español, entre papeles cagados y semen asignificante y restos podridos de la comida a medio podrir que día a día tragamos.

¿Que cómo muere un gato, Miss Cuba? Muere al nacer, al contrario del pataleo patético de los humanos.

Y su cadáver augusto va entonces tan rígido a una jabita de nylon, máximo exponente de lo que el capitalismo despótico en estas tierras logrará desarrollar.

La mandíbula deforme, los párpados abiertos de par en par, las pupilas en trance de hacer explosión, las pulgas huyendo justo a tiempo de la debacle, las uñas afuera para arañar la túnica asesina de Dios (nadie ha matado tantas veces a toda la Humanidad y encima salido absuelto, salvo Él).

Mueren miserablemente, de miseria, por nuestra culpa y complicidad. Pero mueren sin ser seres miserables, como nosotros: paganos felinofágicos que hemos usurpado el puesto de príncipes planetarios de su especie en La Tierra, cubanos incapaces que no nos conectamos para nada con el cosmos y que sin embargo arrasamos contra quien sí se conecta y mira y lame y lo sabe todo y habita en el invisible y para colmo saca música milagrosamente de un miau miau...

Así mueren los gatos. Sin muerte.

La muerte es propiedad social de los humanos que inmisericordemente nos quedamos.

Observatorio Critico on The Loose

observatoriocriticodesdecuba.wordpress.com/2012/05/07/el-...

domingo, 6 de mayo de 2012

mi movil robado por CUBACEL

La falsa empresa de celulares cubanos CUBACEL sigue apostando por su
propio sucidio en el futuro, pues, como una mafia, se dedican a
inactivar, por razones ocultas, el servicio de sus clientes con
crédito: ahora mismo tengo 9,61 CUC y mi tarjeta no expira hasta el 5
de julio.

Abusadores. Esto se llama irresponsabilidad criminal y por menos que
eso tendrían que indemnizar o renunciar sus altos ejecutivos en
cualquier país del mundo.