miércoles, 23 de agosto de 2017

DIAZ CANEL NO IMPORTA, A CUBA SOLO LE IMPORTA LA LIBERTAD


[...]

No hemos hecho nada, mientras continuemos con el personalismo de repetir: Miguel Díaz Canel, Miguel Díaz Canel, Miguel Díaz Canel. No hemos hecho nada, mientras nos aterre la alternativa de un Alejandro Castro, Alejandro Castro, Alejandro Castro. No hemos nada, mientras sigamos siendo una masa de pueblo reactiva a lo que hagan o dejen de hacer las cúpulas del castrismo y de la sociedad civil (tan parecidas en su personalismo y su patrioterismo). Tal como nadie ha elegido nunca ni a uno sólo de los Castros, tampoco nadie ha elegido nunca ni a uno sólo de los líderes de la sociedad civil.

Por eso en Cuba no habrá transición de ningún tipo sin un momento pre-político plebiscitario, donde por primera vez en más de medio siglo sea la ciudadanía la que decida y no las élites de poder. Por eso en Cuba es imprescindible la participación ciudadana efectiva, más allá de cualquier liderazgo auténtico o inventado. Por eso en Cuba la democratización no comienza mientras no se convoque a un plebiscito nacional, con el exilio incluido como parte orgánica de nuestra nación, donde el país en pleno pueda decidir si desea seguir oprimido por el único partido político que nos impone la Constitución comunista, o si el país prefiere simplemente comenzar una vida en la verdad en el seno de una sociedad abierta. Sin plebiscito no habrá ni “normalización” ni mucho menos una sociedad normal.

Por eso, antes de andar opinando tanto sobre esa ficción fidelista que se llama Miguel Díaz Canel, tú deberías de estar actuando ahora, esta misma tarde y no mañana por la mañana, para desmontar al Cambio Fraude en Cuba y, entre todos, presionar a nivel local e internacional por una democratización radical de Cuba. Porque si tú decides, por supuesto que entonces Cuba Decide. Ojalá te atrevieras, pues, a dejar a un lado esa retórica ridícula en la que nos enreda el clan de los Castros, y te sumaras ahora y aquí, con tu voz y tu acción en http:///www.CubaDecide.org

Porque, sin un plebiscito democratizante en Cuba, puedes estar convencido de que los cubanos no hemos hecho nada. Y, lo que es mucho más triste para ti (y tus hijos y nietos): sin un plebiscito democratizante en Cuba, puedes estar convencido de que los cubanos no somos nada.



No hay comentarios: