lunes, 4 de septiembre de 2017

Llamar a Cuba es volver a nacer


[...]

Los cubanos llevamos décadas habitando en el tiempo terrible de los todavías. Y, si no nos apuramos en recuperar un país tolerante y tierno para todos, pronto vamos a terminar siendo un pobre pueblo de otros. Como si fuéramos extranjeros, pero entre nosotros mismos. Incapaces ya de reconocernos a la primera mirada o a la primera entonación, como siempre hacíamos hasta hace poco, cuando, nada más de toparnos por las calles cosmopolitas del planeta, saltábamos de alegría y pegábamos aquel gritico de niños: ¿Tú eres de Cuba, verdad?

[...]


No hay comentarios: