lunes, 7 de mayo de 2018

Conmovedor discurso de Rosa María Payá para la historia de Cuba





Conmovedor discurso de Rosa María Payá al aceptar un Premio al Liderazgo de la Universidad de San Sebastián, en Chile.

Jueves 3 de mayo 2018.


Su discurso a partir del minuto 27 del siguiente video:

https://www.youtube.com/watch?v=Jg84kYzYwNI&feature=youtu.be&a=



https://www.youtube.com/watch?v=Jg84kYzYwNI&feature=youtu.be&a=


Muchas gracias,

Señor Luis Cordero, presidente de la Junta Directiva,
Carlos Wiliamson, rector de la Universidad San Sebastián.
Magdalena Vicuña, vice rectora de Desarrollo Estudiantil
Cristián Puentes, director de la escuela de liderazgo de la universidad,
Profesores y estudiantes:

Muchas gracias por este reconocimiento. Yo trabajaré todos los días por parecerme a esa persona que ustedes describieron.

Es para mí un honor recibir este reconocimiento de la Medalla de Honor al liderazgo y compromiso público de la Escuela de Liderazgo de la Casa de Estudios, y esta ceremonia que han tenido a bien preparar.

Me siento especialmente honrada porque en la lucha de mi padre y la mía propia han estado siempre presente, como un principio rector, los valores del humanismo cristiano que compartimos con esta casa de estudios.

Mi padre creía profundamente en la vocación y la capacidad del ideario humanista cristiano para asumir y responder a los desafíos que la humanidad enfrenta en nuestros días. La liberación que él proclamaba para los cubanos partía de este ideario, que pone en el centro a la persona humana con todos sus derechos. Y el derecho a la vida y la defensa de la dignidad y la libertad de la persona, están en la esencia de ese mensaje. Por eso es un mensaje que es siempre moderno y es siempre renovador, porque se alza contra todas las sentencias que esclavizan hoy al hombre. Y trabaja por la justicia social, por la libertad económica, pero con respeto al medio ambiente y a toda la Creación.

Yo vengo de un país que ha exportado durante los últimos 60 años la mentira, trabajando contra todo lo que nos aconsejaba Václav Havel, contra la capacidad del hombre y de sus mismos ciudadanos de poder vivir en la verdad.

La venta de la llamada "revolución" de 1959 clasifica como una, si no "la" mentira del siglo XX latinoamericano. Un mito que capturó la imaginación de muchos en la región, e interpuso un velo ideológico entre los ojos de nuestros hermanos en Latinoamérica y los cuerpos de los miles de fusilados cubanos, de las decenas de miles de personas que sufrieron prisión política (hoy todavía decenas sufren prisión política en Cuba lamentablemente: también en Venezuela, también en Nicaragua, también en Bolivia), y de las decenas de miles de cubanos que ha perdido sus vidas y están desaparecidos, intentando escapar de esa Isla que se convirtió también en una cárcel.

La llamada "victoria anti-imperialista de las Américas" fue en realidad la sumisión completa de mi país al imperio soviético, y la creación de uno de los aparatos de inteligencia más poderosos que ha operado en nuestro hemisferio. Y me refiero al aparato de inteligencia de la Seguridad del Estado cubana, conocido como G-2, que fue entrenado en primer lugar por la KGB y luego por la Stasi, con los planes de represión de la Stasi alemana. Así no solamente reprimen y doblegan al pueblo cubano, sino que también ha infiltrado al resto de la región por muchos años: por medio siglo.

La tolerancia del mundo (y en especial la tolerancia de las democracias -imperfectas- de las Américas) con el totalitarismo comunista en Cuba, ha traído, a la vuelta de medio siglo, consecuencias terribles para el resto de la región, como el colapso de la democracia venezolana y como la expansión de las ideas anti-democráticas del socialismo del siglo XXI.

Estamos hablando de un aparato de inteligencia que, cuando colapsó la Unión Soviética, en 1990 crearon junto con Fidel Castro y Lula da Silva el llamado Foro de São Paolo: una plataforma que reúne a muchos partidos muy respetables, y también reúne a organizaciones criminales como el Partido Comunista de Cuba o, en sus principios, como a las FARC colombianas.

Esta plataforma, unida al sistema de inteligencia cubano, pone, por primera vez, a finales de los noventa a Hugo Chávez en el poder. Y luego, con esta asesoría, y con los recursos del pueblo venezolano, esparcieron por toda la región el llamado "socialismo del siglo XXI", con el costo humano que ha traído para cada uno de los países en los que personeros de esta metodología han llegado al poder, siempre con la intención de cambiar las reglas, de cambiar los sistemas, para perpetuarse en el poder y, por supuesto, conllevando esto la conculcación de los derechos humanos fundamentales: el primero de ellos que persiguen es siempre la libertad de expresión y la libertad de prensa, para que no se pueda nunca más vivir en la verdad.

Mientras tanto, en mi país, el pueblo ha sido forzado a la pobreza y la desesperación. Sin embargo, en nuestra región al día de hoy, y en Cuba también, se viven momentos, sí, de mucho peligro, pero también momentos de grandes oportunidades. Yo sí creo que hay razones para la esperanza.

En mi país, la mentira continúa. El régimen intenta presentar como un presidente democráticamente electo a un testaferro que han puesto a la cabeza del Consejo de Estado y de Ministros, directamente designado por Raúl Castro. Sin embargo, las estructuras de poder, de vigilancia, los mecanismos de control, están intactos. La Constitución impuesta en Cuba dice que el Partido Comunista cubano es el ente rector de la sociedad y el Estado. Y a la cabeza de ese partido comunista continúa Raúl Castro. Tal como continúa a la cabeza del ejército y del aparato de inteligencia.

Sin embargo, son hoy un régimen un mucho más vulnerable. ¿Por qué? Porque los cubanos conocen la verdad. Porque los cubanos se atreven dentro de la Isla a retar a ese sistema. Porque las Américas, que compraron en un momento determinado el mito de la revolución cubana, han despertado a la opresión que significa el totalitarismo comunista cubano. Han visto a los niños asesinados en las calles de Caracas. Han visto a los muchachos, la semana pasada, perdiendo sus vidas cuando reclamaban libertad y democracia contra el régimen de Daniel Ortega (por cierto, también muy amigo del castrismo).

En estos momentos tenemos probablemente una oportunidad que no hemos tenido en mucho tiempo, la de enfrentar a ese régimen en la manera en que se debe enfrentar: con el desafío político, que es único posible pacíficamente contra un poder totalitario y dictatorial.

Tal es el desafío político que promovemos desde la Isla con la campaña CubaDecide.org, que busca cambiar al sistema para comenzar realmente un proceso de transición democrática. Porque lo que hay que cambiar no es de personero, lo que hay que cambiar no es de heredero. A lo que hay que mirar no es a un dictador que todo lo que pretende es quedarse con el poder, y pasárselo a sus hijos y nietos. A lo que hay que mirar es a los pueblos, los ciudadanos, los oprimidos que están buscando un cambio real.

Es ahí donde está la esperanza, y no en lo que van a hacer las cúpulas o los que ya están privilegiados por el poder y que, además, poseen sobre sus espaldas crímenes de lesa humanidad.

Pero esa movilización al interior de la Isla no es suficiente. Es necesario el apoyo internacional, porque quienes tienen el poder y quieren mantenerlo a toda costa, no dudan en usar la violencia contra quienes piensan distinto, como ocurrió en Caracas hace un año, como ocurrió en Managua la semana pasada, y como ocurrió con mi padre Oswaldo Payá y con mi amigo Harold Cepero (que tenía 32 años en ese momento) hace 5 años en una carretera cubana.

Mi padre nos alertaba que los derechos humanos no son de izquierdas ni de derechas. Las dictaduras, tampoco: no son de izquierdas ni de derechas, son simplemente dictaduras y como tal hay que tratarlas.

Es hora de ayudar a la liberación del pueblo cubano y a América Latina de la amenaza castrista, que importa dictaduras a otros lugares. Los cubanos no vamos a dejar de luchar por la libertad. Ojalá contemos en nuestra lucha con el apoyo de nuestros hermanos de América Latina, por el bien de toda nuestra región.

Muchas gracias.

Rosa María Payá,
http://www.CubaDecide.org

2 comentarios:

Daniel Menendez dijo...

ABAJO LA DICTADURA DE LOS CASTROS,..ABAJO LA REPRESIÓN Y EL ABUSO...VIVAN LAS GLORIOSAS DAMAS DE BLANCO, VIVA ANA OLEMA....VIVA ROSA MARÍA PAYA,..VIVAN TODOS LOS QUE LUCHAN CONTRA LA DICTADURA CRIMINAL EN CUBA...LA HISTORIA LES COBRARA SU FELONIA A TODOS LOS TESTAFERROS SIN CEREBRO QUE OPRIMEN A SU PROPIO PUEBLO....TODOS SOMOS CUBA..LOS DE LA HABANA, SANTIAGO DE CUBA , MADRID O MIAMI...TODOS SOMOS CUBA...NO TE DEJES ENGAÑAR NOS QUIEREN SEPARAR...AMOR A A TODOS LOS CUBANOS...

Robert Smith dijo...

very nice and helpful article which will help me on work