miércoles, 22 de mayo de 2019

ENMIENDA PLATT, NUESTRA VERDADERA DECLARACION DE INDEPENDIENCIA




Texto de la Enmienda Platt, 12 de junio 1901.

Que en cumplimiento de la declaración contenida en la Resolución Conjunta aprobada en 20 de abril de mil ochocientos noventa y ocho, titulada “Para el reconocimiento de la independencia del pueblo cubano”, exigiendo que el Gobierno de España renuncie a su autoridad y gobierno en la Isla de Cuba, y retire sus fuerzas terrestres y marítimas de Cuba y de las aguas de Cuba y ordenando al Presidente de los Estados Unidos que haga uso de las fuerzas de tierra y mar de los Estados Unidos para llevar a efecto estas resoluciones, el Presidente, por la presente, queda autorizado para dejar el Gobierno y control de dicha Isla a su pueblo, tan pronto como se haya establecido en esa Isla un Gobierno bajo una Constitución, en la cual, como parte de la misma, o en una ordenanza agregada a ella se definan las futuras relaciones entre Cuba y los Estados Unidos sustancialmente, como sigue:

Primero

Que el Gobierno de Cuba nunca celebrará con ningún Poder o Poderes extranjeros ningún Tratado u otro convenio que pueda menoscabar o tienda a menoscabar la independencia de Cuba ni en manera alguna autorice o permita a ningún Poder o Poderes extranjeros, obtener por colonización o para propósitos militares o navales, o de otra manera, asiento en o control sobre ninguna porción de dicha Isla.

Segundo

Que dicho Gobierno no asumirá o contraerá ninguna deuda pública para el pago de cuyos intereses y amortización definitiva después de cubiertos los gastos corrientes del Gobierno, resulten inadecuados los ingresos ordinarios.

Tercero

Que el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos pueden ejercitar el derecho de intervenir para la conservación de la independencia cubana, el mantenimiento de un gobierno adecuado para la protección de vidas, propiedad y libertad individual y para cumplir las obligaciones que, con respecto a Cuba, han sido impuestas a los Estados Unidos por el Tratado de París y que deben ahora ser asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba.

Cuarto

Que todos los actos realizados por los Estados Unidos en Cuba durante su ocupación militar, sean tenidos por válidos, ratificados y que todos los derechos legalmente adquiridos a virtud de ellos, sean mantenidos y protegidos.

Quinto

Que el Gobierno de Cuba ejecutará y en cuanto fuese necesario cumplirá los planes ya hechos y otros que mutuamente convengan para el saneamiento de las poblaciones de la Isla, con el fin de evitar el desarrollo de enfermedades epidémicas e infecciosas, protegiendo así al pueblo y al comercio de Cuba, lo mismo que al comercio y al pueblo de los puertos del Sur de los Estados Unidos.

Sexto

Que la Isla de Pinos será omitida de los límites de Cuba propuestos por la Constitución, dejándose para un futuro arreglo por Tratado la propiedad de la misma.

Séptimo

Que para poner en condiciones a los Estados Unidos de mantener la independencia de Cuba y proteger al pueblo de la misma, así como para su propia defensa, el Gobierno de Cuba venderá o arrendará a los Estados Unidos, las tierras necesarias para carboneras o estaciones navales en
ciertos puntos determinados que se convendrán con el Presidente de los Estados Unidos.

Octavo

Que para mayor seguridad en lo futuro, el Gobierno de Cuba insertará las anteriores disposiciones en un Tratado Permanente con los Estados Unidos.


martes, 21 de mayo de 2019

MONIKA Y LA REVOLUCION



PUEDEN LEER ESTA COLUMNA EN ESTE ENLACE DE CIBER-CUBA:
https://www.cibercuba.com/noticias/2019-05-21-u124419-e42839-s27061-adios-querida-monika-krause-pionera-educacion-sexual-cuba?fbclid=IwAR3gVHXDkcm0rColb8UFrayWLCg5L4KCkWXcN2oJEUuGp50AYoL3UIaKmIo

Adiós, querida Mónika Krause: pionera de la Educación Sexual en Cuba

Publicado el Martes, 21 Mayo, 2019 - 04:08 (GMT-5)

Los cubanos le debemos a Mónika Krause, habernos acercado por primera vez a la sexología desde una perspectiva moderna y científica, desprovista de pruritos religiosos, moralinas, machismos y homofobias. Todo lo que éramos a finales de los años 60s.
Fue Mónika Krause -y no la advenediza Mariela Castro-, quien co-fundó lo que es hoy el CENESEX, -en 1972, Grupo Nacional de Trabajo de Educación Sexual, GNTES-, junto a otro eminente pedagogo, el Dr. Celestino Álvarez Lajonchere.
Ambos emprendieron las primeras acciones en la "alfabetización" sexual de los cubanos. Nos instruyeron sobre epidemiología y prevención de enfermedades venéreas, y nos enseñaron a normalizar la homosexualdad, comprender los riesgos del embarazo en la adolescencia, y tantos otros asuntos de los que hasta entonces, no podíamos hablar en una sobremesa familiar, ni en ningún sitio de Cuba.
Mónika fue quien primero nos enseñó sexología gratis por televisión, incorporándola en nuestra cultura diaria sin el corset de la moral comunista, ni el de la burguesa. Llevó su magisterio a congresos y coloquios de altísimo nivel, pero también a muchas escuelas, universidades, institutos y barrios marginales cubanos, donde pudo alzar su voz en favor de una Educación Sexual Pública científica y útil, en la que intentaba formar a las nuevas generaciones de cubanos.
¿Machismo? No, gracias. Cuba: sexualidad en la revolución de Monika Krause-Fuchs / Portada del libro en Amazon
Mónika fue una teórica eminente, pero también una brillante y eficiente socióloga de campo. Podía dictar conferencias y repartir condones en los institutos con igual convicción; era de esa raza de mujeres de trinchera, que tanto admiro.
Inició su difícil labor educativa poco tiempo después de que Castro declaró "lacras" a los homosexuales, e implantó un mutis férreo sobre cualquier tema relacionado con el sexo en la educación cubana. Lo que sabíamos sobre sexualidad no pasaba de las tres láminas clásicas del sistema reproductivo y su funcionamiento; lo demás lo aprenderíamos "con la vida".
Mónika nos abrió al conocimiento a nuestra propia sexualidad y a otras distintas de las que conocíamos, en un programa televisivo que por un tiempo escapó a la censura mediática de Fidel. La Maestra pudo transmitir su mensaje hasta que la maquinaria del poder entendió que estaba sobrepasándose en sus funciones. Entonces fue defenestrada, silenciada y obligada posteriormente a emigrar con su familia, como una más de nosotros.
La Dra. Monika Krause, pionera de la Educación Sexual en Cuba, nos dejó hace solo unas horas, para siempre.
No sé si la prensa cubana se digne a escribir una esquela; moralmente debería, pero no lo espero. Lo espero de nuestra prensa del exilio, para que no peque de cómplice y olvide a esta gran mujer extranjera, que también luchó por un ideal de libertad en nuestra Patria, desde la trinchera de su obra pedagógica encomiable.
Sirva de homenaje a su trabajo valiente como educadora y como cubana, aunque fuera de Rostock, porque entregó a la Isla todo su amor y su oficio de maestra, y se ató para siempre a ella, con su mejor legado: sus hijos cubanos.
Que sea esta nota humilde, también sincero pésame para ellos, mis amigos Julian Daniel Jimenez Krause y Dictys Jimenez-Krause.
Descansa satisfecha, querida Mónika. Lo hiciste todo bien.

 ¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

_______________________
La autora, Monika Krause-Fuchs, ofrece, a través de su autobiografía, una visión sumamente realista de la vida en Cuba tras la Revolución. Esta mujer alemana que debido a su matrimonio con un cubano vivió casi treinta años en Cuba, refleja la complejidad de la Revolución Cubana, sus aciertos, pero también sus contradicciones.

Monika y la Revolución: Una mirada singular sobre la historia reciente de Cuba (Spanish Edition) Kindle Edition

__________________________

Mami se nos fue hoy.
En febrero le diagnosticaron un tumor en la cabeza. La operaron y salió bien. A la semana estaba en casa, entera.
Comenzó quimio y radiación hace cinco semanas. Lo llevaba con heroísmo, con fuerza y ganas de ganar la batalla. Su última batalla, de tantas que dio en esta vida.
Hace 10 días colapsó. Desde entonces estaba inmóvil e ida, hospitalizada. Cada día de mal en peor.
El sábado fue el día de despedirnos. Su esposo, mi hermano y yo nos despedimos de ella. Cada uno y los tres a vez, con la emoción rompiéndonos el pecho. Yo hablé largo con ella. Abría los ojitos y me miraba. Le dije cuánto la amo, cuánto la admiro, cuánto le debo. Le cogí las manos y le canté Dame la Mano y Danzaremos. Se le salieron dos lagrimones. La besé en la frente, en las mejillas, en las dos manos.
Es brutalmente duro. Tan rápido, súbito. Hace 2 semanas pasé el fin de semana con ella: cocinamos, hablamos, paseamos. Harry su esposo haciendo planes de vacaciones con ella.
Hoy mami encontró la PAZ y por la tarde se entregó al Universo. Nosotros, sus dos hijos y su esposo Harry, estuvimos a su lado.
Image may contain: 1 person, sitting
Image may contain: 1 person, closeup
No photo description available.
Image may contain: 3 people, people standing and wedding